Rusia condena bombardeo occidental en Afganistán con víctimas civiles

MOSCÚ. El Ministerio de Exteriores de Rusia condenó el bombardeo efectuado por la coalición internacional la víspera en la provincia de Kunduz, en el norte de Afganistán, que se cobró la vida de 13 civiles, 10 de ellos menores de edad.

“Condenamos decididamente este nuevo crimen de las fuerzas de la OTAN en territorio afgano”, sentencia el comunicado difundido por la entidad.

La operación se realizó de madrugada en Telawka, en las inmediaciones de la ciudad de Kunduz, capital de la provincia homónima, y tuvo como objetivo proporcionar apoyo a las fuerzas progubernamentales que habían lanzado una ofensiva contra los talibanes en la zona.

El Ministerio de Exteriores criticó que esta misión se realizase en medio del diálogo entre Estados Unidos y el movimiento Talibán para dar solución al conflicto armado en la nación centroasiática.

PUBLICIDAD

El documento indicó que “estos crímenes alejan el inicio del proceso de paz en Afganistán, incrementan el descontento de la población, su radicalización y la continuación de la guerra”.

“Esta acción de barbarie ya ha tenido un gran impacto en Afganistán. La misión de la ONU en ese país (Unama) hizo un llamado a investigar el incidente, publicar los resultados de la investigación y tomar medidas para evitar la repetición futura de semejantes tragedias”, añade el texto.

La entidad diplomática se sumó al llamado de la Unama y exigió castigar a los responsables.

“Nos indigna que ninguno de los incidentes anteriores de este tipo todavía haya sido investigado adecuadamente y nadie haya recibido un merecido castigo”, alegó la Cancillería rusa.

La guerra de Afganistán causó en 2018 un número récord de civiles muertos, 3.804, el registro más alto desde que hace una década la ONU comenzó a contabilizar a las víctimas civiles.

En 2018 murieron el mismo número de civiles en bombardeos aéreos que en 2014, 2015 y 2016 juntos.

Concretamente, se produjeron 1.015 víctimas civiles en bombardeos aéreos (536 muertos y 479 heridos), la cifra más alta en una década, de las cuales 632 (393 muertos y 239 heridos) correspondieron a ataques de las fuerzas internacionales, según datos de la Unama.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD