Una París “consternada”

El embajador de Paraguay en Francia, Emilio Giménez Franco, aseguró que París amaneció este martes con un ambiente de consternación tras el incendio que afectó gran parte de la estructura de la catedral de Notre Dame.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JJLRBBCC2BAP7MT52AXY7VSXMA.jpg

“La reacción de la gente fue de tristeza, de consternación. Mucha gente lloraba, sin ser católicos o practicantes. Es la pérdida de un símbolo mundial de la cristiandad, es un patrimonio histórico, mundial”, explicó este martes el diplomático en conversación con radio ABC Cardinal.

Giménez celebró que muchas de las reliquias católicas que albergaba la catedral fueron salvadas. “Dice que salvaron el 30%. Ahí adentro había un montón de reliquias: estaba la corona que dicen que fue de Jesucristo y el manto de San Luis, que es muy venerado aquí en París”, manifestó.

PUBLICIDAD

El embajador recordó que las autoridades manejan la información de que el incendio se habría generado en la zona de restauraciones. “Dicen que el maderamen del techo, que es muy antiguo, tenía mucha resina. Se cree que ahí soldaron algo y ahí saltó una chispa. Esa madera ya no existe en Francia y van a ver qué hacer. Ya hay una colecta”, sostuvo.

Sobre el tiempo de reconstrucción, afirmó que eso aún no se sabe, pero se estima que demorará mucho tiempo. En Francia viven entre 1.500 y 2.000 paraguayos, un 80% en París.

La agencia AFP informó sobre las declaraciones del secretario de Estado de Interior francés, Laurent Nuñez, quien afirmó que la estructura de Notre Dame “resiste” tras el incendio que devastó la catedral parisina, pero se han detectado “vulnerabilidades” en el edificio, en particular en la bóveda .

“El incendio está sofocado, ahora la preocupación principal (...) es asegurarse de que el edificio no tiene fisuras”, declaró el responsable gubernamental ante la prensa.

“Globalmente, la estructura resiste”, pero “han sido identificadas algunas vulnerabilidades, en particular en la bóveda y en un piñón del transepto norte que debe ser reforzado”, y que provocó la evacuación de cinco edificios vecinos al monumento, explicó.

El transepto es la nave menor que corta perpendicularmente la nave principal de la catedral, y el piñón es la fachada triangular que lo corona, justo debajo del tejado.

La catedral escapó a la catástrofe por un margen de “un cuarto de hora, o quizás media hora”, aseguró el secretario de Estado, que elogió la “valentía” de los bomberos.

“Los trabajos para garantizar la seguridad en el interior de Notre Dame de París durarán unas 48 horas más, lo que permitirá (...) a los bomberos entrar con el personal del ministerio de Cultura para rescatar las obras, que en gran parte no resultaron dañadas”, declaró Nuñez.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD