IRP infame

Estoy profundamente ofendida con la intención del gobierno de Mario Abdo Benítez de imponernos el Impuesto a la Renta Personal a salarios mensuales de G. 6.600.000. Esto es una afrenta descarada a la ciudadanía.

Nos quieren nivelar a todos para abajo y convertirnos en más miserables para que ellos sigan enriqueciéndose a costa de este pueblo que se hunde cada vez más en la ignorancia y la pobreza, porque así nos quieren mantener: ignorantes.

Llamo a la ciudadanía a rechazar este infame impuesto que va a servir para seguir pagando privilegios de los pocos que están en el poder. Si no hay recorte de gastos superfluos, de funcionarios mediocres, de parientes de poderosos, de amantes y hurreros en todas las instituciones del Estado, este impuesto será destinado a lo mismo y no a salud, educación, caminos ni progreso.

No lo permitamos. Dando de baja a estos antipatriotas planilleros y combatiendo la corrupción se solucionarían todos los problemas económicos del Estado. No podemos seguir destinando más del 60% de los impuestos que ya se recaudan para pagar el salario de funcionarios públicos parásitos.

PUBLICIDAD

Me niego a que me roben. No dejemos que nos roben más. Encima los parlamentarios se jubilan con apenas tres períodos y nosotros debido a que tenemos que seguir trabajando para pagarles sus salarios y jubilación solo podemos aspirar a ese beneficio después de los 65 años, o cuando estemos postrados en una cama o cuando estemos muertos y enterrados.

Es una gran injusticia, y si lo permitimos, seremos cómplices de otro genocidio paraguayo.

Sonia Escobar

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD