La escasa lluvia no satisfizo a los agricultores en el Norte

HORQUETA, Concepción. Los labriegos aguardan copiosas lluvias a fin de iniciar la preparación del suelo para el cultivo del sésamo, cuyo lanzamiento se realiza este viernes en la Municipalidad de Arroyito.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WTC6DXJZ5ZGGJFYZ54FSXLRX3E.jpg

En las primeras horas de este jueves, se registró en esta zona una lluvia tan breve como ligera, pues no duró ni 30 minutos. Luego de algunas gotas, las precipitaciones pararon, y el cielo se encuentra nublado con una temperatura fresca.

Los pobladores de la zona dijeron que la breve lluvia alcanzó a aplacar el polvo del ambiente y apagar los focos de incendio, pero alcanzó para dar apertura a los trabajos de preparación del suelo para el cultivo del sésamo, que se siembra en este mes de setiembre. El técnico del Programa de Desarrollo Rural Sostenible (Proders), Ing. Agr. Mario Quevedo, dijo que la lluvia que llegó hoy solamente sirvió para mojar el pasto y nada más, e indicó que mientras no se den precipitaciones pluviales intensas la agricultura estará parada. Señaló que en setiembre y octubre los agricultores de esta parte del país siembran el sésamo, el tártago, maíz, poroto y el maní.

Apuntó que, además, están en etapa de desarrollo los cultivos de sandía, piña y otros rubros horifrutícolas, y que también necesitan de lluvias para que no se pierdan. Indicó que en estos tiempos, en el que ya no se registran precipitaciones regulares, es fundamental que los labriegos cuenten con sus sistemas de riego para salvar sus productos de la sequía, que aumenta por el calentamiento global del planeta.

PUBLICIDAD

Por su parte la licenciada en ciencias ambientales Amelia Fleitas manifestó que es urgente que el Gobierno inicie una agresiva campaña de reforestación para recuperar los recursos forestales del país y detenga la deforestación masiva que realizan ganaderos y sojeros que no tienen en cuenta el peligro del calentamiento de la Tierra.

Asismimo, les instó, así como a los pequeños agricultores del país, para que por iniciativa propia reforesten sus propiedades para salvar nuestro hábitat, debido que nuestros descendientes ya no tendrán un lugar apto para vivir en las próximas décadas, porque debemos entender que Dios perdona, pero la naturaleza nada perdona. Manifestó que debemos reflexionar, meditar sobre estos graves problemas climáticos y preguntarnos en qué tipo de ambiente vivirán nuestros hijos, nietos, bisnietos y los que vendrán, mientras seguimos dañando a la madre natura, que es la que nos da vida. “Con los incendios que ocurrieron en estos días en este distrito, otros departamentos de la Región Oriental, en el Chaco, Bolivia y en el Amazonas (Brasil), se evidencian las consecuencias del calentamiento global de nuestro planeta, que tiende a ser el fin del mundo”, dijo.

Por su parte, la concejala departamental de Concepción Sulma Espinoza (PLRA) expresó que ella estuva recorriendo la tarde del jueves la zona de Arroyito, Cuero Fresco y otras localidades para observar qué cantidad de lluvia cayó, y la calificó de “muy exigua”. Se comprometió a proponer en la Junta Departamental de Concepción la reforestación masiva de la región con plantines de especies nativas para que nuestros familiares de las próximas generaciones cuenten con un hábitat saludable similar a lo que teníamos hasta finales de los años 80 del siglo pasado.

“Si no nos movilizamos para recuperar los recursos naturales que perdimos y si continúan perdiéndose por efecto de la mano del hombre, la situación climática de nuestro país ya será más caótica y mortal para nosotros en los próximos años”, concluyó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD