Masiva concurrencia de personas a los supermercados

SAN ANTONIO. Las medidas de restricción impuestas por el Gobierno Nacional para permanecer en las calles con el fin de evitar el contagio o propagación del COVID-19 y las falsas noticias de que se paralizará todo el país motivaron la salida masiva de gente para realizar compras. Los comercios cumplen con las medidas sanitarias de mitigación, pero la gente se aglomera en las entradas de acceso.

Una masiva concurrencia se nota desde el viernes en los principales supermercados y almacenes. El ingreso se realiza ante un estricto control e higiene para evitar el contagio y propagación del coronavirus.
Una masiva concurrencia se nota desde el viernes en los principales supermercados y almacenes. El ingreso se realiza ante un estricto control e higiene para evitar el contagio y propagación del coronavirus.

Desde la noche del viernes los supermercados y almacenes de barrios se encontraban abarrotados de clientes, que adelantaban sus compras de alimentos e insumos básicos para el fin de semana. Uno de los factores es la restricción horaria impuesta por el Gobierno Nacional, además de las falsas informaciones de que en las próximas horas se cerrarán todos los negocios y el país quedará paralizado.

Las falsas noticias que recorren las redes sociales entorpecen la buena labor del Gobierno, que viene tomando las medidas correspondientes para frenar la propagación del virus. La idea es que la gente se quede en sus casas el mayor tiempo posible y solo salir para trabajar o ir a los supermercados.

Formar fila, tomar distancia de unos dos metros, lavarse las manos y toma de temperatura son los pasos que se realizan antes de ingresar a los comercios y negocios. Algunos reaccionaron ante esta medida, pero luego aceptaban.

Tanto ayer como hoy se notaban largas filas en los comercios, y la buena noticia es que en la mayoría se cumplen las medidas sanitarias de seguridad para ingresar.

Los guardias ayudan a que se tomen las distancias recomendadas, se habilita una sola entrada, en la puerta principal los compradores se lavan las manos y un responsable les toma la temperatura.

Momento en que se le toma la temperatura a un cliente antes de ingresar a un supermercado de la ciudad de San Antonio. El control fue estricto para todos.

En los primeros momentos, muchos reaccionaron en forma contraria a las medidas, pero con el transcurrir de las horas se calmaban los ánimos y se sometían a los controles y aseo de rigor para ingresar.

En las zonas de Ypané y Guarambaré se reportaron varios casos de permanencia de la gente en las calles y la nula acción de la Policía Nacional. Incluso algunos de los reclamos se refieren a que en las comisarías hacen caso omiso a las denuncias sobre la aglomeración de personas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD