Obispo pide crear fuentes de trabajo para jóvenes

El obispo de Misiones y Ñeembucú, monseñor Pedro Collar Noguera, hizo un llamado para generar fuentes de trabajo en especial para los jóvenes. Abogó por la honestidad, la solidaridad y la construcción de la hermandad.

Monseñor Pedro Collar Noguera y sacerdotes del clero misionero durante la misa central en honor de San Ignacio de Loyola.
Monseñor Pedro Collar Noguera y sacerdotes del clero misionero durante la misa central en honor de San Ignacio de Loyola.

SAN IGNACIO, Misiones (Rafael Marcial Montiel, corresponsal). Monseñor Pedro Collar Noguera presidió ayer la misa en honor a San Ignacio de Loyola, protector espiritual de esta comunidad. La celebración eucarística se ofició en el templo parroquial de esta ciudad cumpliendo el protocolo sanitario.

Terminada la misa, se realizó la procesión de la sagrada imagen de San Ignacio de Loyola en una carroza.

La misa fue concelebrada por el párroco de esta ciudad, presbítero David Hernández (S.J.), y sacerdotes del clero misionero.

En su homilía, monseñor Collar exhortó a generar más fuentes de trabajo, en especial para los jóvenes. En ese punto, subrayó la necesidad de eliminar la desigualdad y de reparar las injusticias que están minando de raíz la salud de toda la humanidad.

PUBLICIDAD

También instó a desechar el egoísmo con el arrepentimiento de los pecados, cultivar la honestidad, incentivar la solidaridad, construir la hermandad.

Instó a acercarse a los pobres, a los sencillos, a los niños y especialmente a los enfermos y ancianos en este tiempo de pandemia.

También en su homilía, monseñor Collar señaló que es importante que los padres de familia eduquen a sus hijos en el sentido del esfuerzo para que comprendan que las dificultades y los fracasos son parte del proceso de crecimiento y que no hay que desanimarse cuando se presentan.

“Hay que educar para el esfuerzo y la superación”, remarcó.

PUBLICIDAD

En otro pasaje de su prédica, monseñor Collar pidió a los fieles evitar el “virus del egoísmo”. Recordó las palabras del papa Francisco sobre “el riesgo que nos golpee un virus todavía peor, el del egoísmo indiferente que se transmite al pensar que la vida mejora si me va mejor a mí, que todo irá bien si me va bien a mí”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD