Los abogados recordaron su día con fuertes críticas a la Corte y a Fiscalía

Los abogados criticaron a la Corte Suprema de Justicia –por no tratar sus reclamos– y al Ministerio Público por no medir con la misma vara a todos los ciudadanos. Ayer fue el día de San Alfonso María de Ligorio, santo patrono de los letrados, según la fe católica.

Las largas filas  formadas por  los abogados fueron una constante en esta cuarentena.
Las largas filas formadas por los abogados fueron una constante en esta cuarentena.Archivo, ABC Color

“Ante el anuncio del ‘arribo al país’ del coronavirus, la primera reacción de la Corte Suprema fue la suspensión de los servicios de justicia y de los plazos procesales. Esta decisión, si bien sencilla y repetitiva, evidencia que la estructura de la administración judicial no se encuentra en condiciones de hacer frente a los desafíos que ponen a prueba su funcionamiento”, dice el comunicado del Colegio de Abogados firmado por su presidente Rubén Galeano.

Recuerda que en las primeras fases de la cuarentena decretadas por el Poder Ejecutivo, los abogados no podían transitar libremente.

“Tras la regularización paulatina de los servicios de justicia, hemos tenido que sobrellevar la reducción en el horario y número de funcionarios para la atención de los profesionales. Largas filas a la intemperie (expuestos al sol, los vientos e incluso las lluvias) y el retraso generalizado en la tramitación de los expedientes, han acentuado una “vieja enfermedad” de nuestro sistema judicial, la indisimulable mora que aqueja de manera crónica a la administración de justicia”.

De las críticas tampoco escapa la fiscalía. “Este tiempo de pandemia, ha mostrado también la diversidad de varas con las que el Ministerio Público mide a los habitantes del país; en algunos casos, implacable, por lo general con los sectores más vulnerables; y en otros, condescendiente, permitiendo con ello la frustración de ciertas persecuciones penales paradigmáticas”, enfatiza el gremio.

PUBLICIDAD

Añade: “Lo indicado evidencia que la “unidad de criterio” pregonada en su ley orgánica, dista mucho aún de volverse realidad y –por ende– lejana de otorgar seguridad y previsibilidad a quienes se ven sometidos a sus investigaciones”.

Valora el esfuerzo por mejorar que se hizo, pero indica que es insuficiente. “El desdoblamiento de la atención por fueros, en horarios de la mañana y la tarde, la realización de audiencias por medios telemáticos y la provisión de información sobre la situación de los expedientes por medio de mensajes a las secretarías, constituyen clara muestra de ello. No obstante, debemos señalar que dicho esfuerzo –en el que destacamos la predisposición de la gran mayoría de los actuarios de los juzgados y tribunales– resulta completamente insuficiente para dar respuesta adecuada a las necesidades de los justiciables y en especial de quienes somos sus representantes, los abogados”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD