Supersticiosos tomaron carrulim contra covid-19

“Nuestros abuelos tomaban el carrulim contra la mala onda y esa es la razón por la que tomamos, o sea, por tradición”, nos dijo Francisco Barreto, a quien sorprendimos en el Paseo de los yuyos del Mercado 4 con una botellita de carrulim, que según dijo compró por 5.000 guaraníes.

Francisco Barreto le da un trago de carulim contra la mala onda.
Francisco Barreto le da un trago de carulim contra la mala onda.

Él y otras numerosas personas pararon ayer sobre la calle Pettirossi para hacerse de la bebida maravillosa, que al consumir 7 tragos, según la tradición, espanta la mala onda. Y qué mejor en esta ocasión, con una pandemia amenazante.

“Por cábala también vine a comprar y ojalá me proteja del covid, que es la enfermedad que nos amenaza”, indicó aunque aclaró que va consumir la bebida para cumplir con la tradición que se transmite de generación en generación.

Impresionante fue la oferta para vender la bebida en el Mercado 4. En cada puesto se veían botellas amontonadas, de todos los tamaños, con el carrulim, que es una mezcla de caña, ruda y limón. El algunos puestos hasta se le agregaba otros yuyos como el katuáva, menta o miel de abeja. Lo cierto es que los vendedores ofertaban el producto como la fórmula para dar una patada a la mala onda y especialmente al covid-19.

Ruth Núnez, vendedora del producto, indicó que el carrulim se toma para ahuyentar la “yeta”. Cuando le preguntamos si hay una forma o un modo especial para consumir, dijo no simplemente se abre la botellita y directo a la boca.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD