¡En positivo siempre, unidos, luchando juntos y resistiendo!

El primer caso de covid-19 en Nueva Germania, departamento de San Pedro, se registró en el hogar de la familia García Pavón. Estuvieron aislados 17 días en su hogar. Valoran el esfuerzo de la familia, de los vecinos y de la doctora Lorena Echagüe, quien en medio de la precariedad del Centro de Salud logró una victoria colectiva.

La doctora Lorena Echagüe, Ada Wyder, Ramón García, Julia Pavón de García, Andrea García, María Abigail Sosa García; la Lic. Águeda Burhing y la Lic. Floria Benítez.
La doctora Lorena Echagüe, Ada Wyder, Ramón García, Julia Pavón de García, Andrea García, María Abigail Sosa García; la Lic. Águeda Burhing y la Lic. Floria Benítez.gentileza

“Cuando nos enteramos (que dimos positivo al covid-19), reflexionamos con la familia, y después de un largo silencio decidimos que la pandemia no nos saca lo mejor, ni lo peor de cada uno de nosotros; la pandemia confirma lo que somos unos con otros en momentos difíciles”, dice Andrea García, de 29 años, ingeniera en Ecología Humana, quien fue la primera en dar positivo al test y se convirtió en el primer caso en Nueva Germania, unos 325 km al norte de la capital.

Al tercer día, toda la familia, que vive en la misma casa, también dio positivo: la pequeña hija de Andrea, Abigail Sosa García (2 años), ña Julia Pavón, don Ramón García, quien es profesor de Educación Básica y actualmente trabaja en la Supervisión Administrativa de Nueva Germania. Y una joven de 17 años Ada Wyder, quien vive con la familia.

Con actitud

“No se romantizó nada; al contrario, se enfrentó con actitud, responsablemente, reorganizando las piezas de la Posada Migrante Róga (residencia de la familia), en piezas de aislamiento interno. Todo bajo estricto monitoreo y coordinación con las autoridades sanitarias locales del MSPyBS. Llegó, está entre nosotros y necesariamente debemos enfrentar con la verdad y apelar a nuestra humanidad, a aquella humanidad solidaria con sabor a justicia. Con esa actitud se decidió publicar un comunicado a la ciudadanía para evitar la desinformación, la zozobra y el pánico comunitario”, explicó ña Julia Pavón, de 60 años.

PUBLICIDAD

La publicación del comunicado se realizó en conferencia de prensa en la radio comunitaria local en coordinación con la directora del Centro de Salud local, la Dra. Lorena Echagüe, y un familiar de parte de los afectados, Arnold García.

Precariedades

"Valoramos el esfuerzo que realizó el personal de blanco en medio de la precariedad en materia de salud pública que se viene arrastrando históricamente en la ciudadanía y se acentúa en este contexto pandémico. La “directora scout” (siempre lista), como se la conoce a la Dra. Echagüe, junto con su equipo de trabajo, tuvieron un gesto humano fundamental para que los pacientes en aislamiento tuvieran un gran éxito, por más de que uno de los positivos era mi padre diabético con 65 años don Ramón García. Sin recursos, sin insumos, sin comodidades en la olvidada Nueva Germania, pudieron hacer frente a una muy buena administración del covid-19 a los primeros casos positivos registrados", refirió Andrea García.

“Sin embargo, hay que reconocer que trae miedo saber que no se cuenta con las condiciones necesarias para la atención a casos de contagios masivos, esto por falta de equipamientos y dotación del Ministerio de Salud”, puntualizó Arnold García, miembro de la familia quien no fue contagiado.

PUBLICIDAD

Fueron días de preocupación

La médica Echagüe manifestó que pasaron días de preocupación y desvelo, “fue un desafío para nosotros, ya que somos pocos funcionarios de blanco. El servicio médico a la población tenía que continuar en forma normal, nuestro centro de salud no es complejo y si ocurría alguna complicación teníamos que actuar rápido y trasladar a un hospital respiratorio. Fue un trabajo en conjunto con el Departamento de Epidemiología de la Segunda Región, nos capacitamos para tomar las pruebas por más que el Centro de Salud no cuenta con laboratorio y la Segunda Región Sanitaria se encargaba de llevar las muestras a Coronel Oviedo. Hicimos el seguimiento a diario de cada paciente, nuestra mayor preocupación eran don Ramón y Abi, por ser los más vulnerables”, indicó la profesional.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD