Prometen revisar pedido del TSJE

El Ministerio de Hacienda revisará el proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) 2021 para ver si existe alguna posibilidad de financiar el aumento presupuestario solicitado por el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), para alquiler de más urnas electrónicas y el pago a los partidos políticos.

El viceministro de Administración Financiera del Ministerio de Hacienda, Óscar Llamosas, reiteró ayer a ABC, que se analizará el pedido de ampliación, pero así también insistió en que los recursos previstos son muy escasos.

Llamosas, en la sesión de la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso llevada a cabo el martes último, había adelantado esta medida luego de que el presidente del TSJE, Jaime Bestard, presentara su plan de gastos para el 2021 y solicitara un “complemento” de G. 264.802 millones (US$ 37,3 millones al tipo de cambio presupuestado).

Del referido monto complementario, G. 123.902 millones (US$ 17,4 millones) se destinarían a pagar a los partidos políticos en concepto de aporte y subsidio, que tanto en el presupuesto vigente y en el proyecto para el próximo año, no prevé ningún monto atendiendo la necesidad de destinar los fondos a emergencia para enfrentar el covid-19. Los legisladores de la comisión bicameral ya adelantaron que pedirán a Hacienda que defina si enviará o no una adenda al proyecto de presupuesto para cubrir estos pagos, porque de lo contario, ellos verían la manera de incluir en el plan.

En Hacienda, sin embargo, lo de enviar una adenda al parecer no está en los planes y se haría solo en un caso de extrema necesidad, ya que la idea manejada es defender el proyecto de presupuesto que presentó el Poder Ejecutivo, que asciende a los G. 85,7 billones (US$ 12.089 millones).

PUBLICIDAD

Tanto el ministro de Hacienda, Benigno López, como el viceministro Llamosas, vienen insistiendo en que el próximo año seguirá siendo complicado en materia de ingresos, a pesar de que las proyecciones económicas apuntan a un crecimiento del 5%, por efecto “rebote” tras la caída que se registrará este año del orden del 3,5%. En ese sentido, de acuerdo a los que había señalado el ministro, el año pasado se recaudaron US$ 300 millones menos de lo previsto debido a la recesión, y en este ejercicio no ingresarían otros US$ 600 millones, por lo que el Tesoro está muy golpeado para enfrentar mayores gastos y, por ello, se recomendó un ajuste de cinturón a todos los entes públicos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD