De los 19 policías acusados, cuatro quedaron ligados por narcotráfico

De los 19 policías acusados por el Ministerio Público en el operativo North, por supuesta protección al narco brasileño Levi Adriani Felicio, cuatro quedaron ligados por narcotráfico y son los únicos que siguen presos.

Levi Adriani Felicio camina esposado al lado de un agente de la Senad y el fiscal Carlos Alcaraz, cuando fue expulsado el 15 de octubre de 2019, tras ser capturado un día antes en un departamento de lujo de Asunción.
Levi Adriani Felicio camina esposado al lado de un agente de la Senad y el fiscal Carlos Alcaraz, cuando fue expulsado el 15 de octubre de 2019, tras ser capturado un día antes en un departamento de lujo de Asunción.

El operativo North de la Senad y la Fiscalía se ejecutó, en su primera fase, el 14 de octubre de 2019, con las detenciones del principal objetivo, el brasileño Levi Adriani Felicio, alias Patrón o Lekaja, en un departamento de lujo de un edificio de Asunción, y del objetivo secundario, el paraguayo Marcio Gayoso, alias Candonga, en una también impresionante residencia de Pedro Juan Caballero.

En la acusación presentada el jueves de noche, los fiscales firmantes, Carlos Alcaraz, Elva Cáceres, Ysaac Ferreira, Deny Yoon Pak, Lorena Ledesma, Eduardo Royg y Fabiola Molas, todos de la unidad especializada contra el narcotráfico, describen que la estructura criminal estaba integrada también por Cristian David Gayoso Alfonso, Gladys Zunilda Gayoso Alfonso, Rodolfo Gayoso Alfonso, alias Robinho; Rafael Ovidio Gill, alias Tuca; Juan Diego Ramírez Velilla, alias Carpa; Edison Martínez dos Santos, alias Hijo, y Sergio Salomón Jiménez González, alias Sergio.

Sin embargo, mientras este grupo de civiles era investigado, saltaron los nombres de varios policías de Amambay que supuestamente les daban protección y que fueron capturados el 28 de octubre de 2019, de los cuales 19 son los ahora acusados.

Se trata de Germán Alberto Arévalo Villalba, Gilberto Ramón Salinas Gómez, Edelio César Loreiro Báez, Rutilio Ramón Ramírez Benítez, René Alberto Aquino Girett, Víctor Franco Fariña, Abelardo Ramón Acosta Cabral, Miguel Angel Medina Servín y Arnaldo Rafael Acosta Cabral.

PUBLICIDAD

La lista sigue con Hugo Javier Frutos Villalba, Fidelino Gustavo Servín Duarte, Derlis Caballero Almirón, Denis Manuel Caballero Vera y Carlos Ramón Valdez.

Los otros son Gustavo Andrés Ortiz, Julio César Centurión Agüero, Marcial Florentín Ramírez, Eligio Ramón Cabañas Olmedo y Luis Carlos Capdevila Quevedo.

Cuatro más salieron libres

De esta nómina, 11 salieron libres a los seis meses, porque estaban imputados por delitos que no superan los cinco años de pena.

PUBLICIDAD

Sin embargo, cuando se presentó la acusación, automáticamente recuperaron su libertad cuatro de los ocho que seguían recluidos en la Agrupación Especializada, Edelio Loreiro, los hermanos Abelardo Acosta y Arnaldo y Denis Caballero.

Fue porque la propia Fiscalía excluyó de ellos el hecho punible más grave, ligado al narcotráfico, contemplado en el artículo 40 de la ley 1.340 antidrogas, que hace alusión justamente a los funcionarios encargados de la prevención o que omitieran acciones.

Los que sí continúan presos y acusados por este hecho relacionado al narcotráfico son Rutilio Ramírez, Gustavo Ortiz, Eligio Cabañas y Luis Capdevila.

Rutilio era el jefe de Antinarcóticos en Amambay y supuestamente cobró para “no intervenir en la investigación sobre tenencia de drogas en la casa del cuñado” de Candonga.

Gustavo era personal de Inteligencia en Amambay y “hace saber a Marcio Gayoso que conocía con precisión la ubicación en la cual éste último tenía su cultivo de marihuana”.

Eligio era personal del puesto policial Tres Antenas y “le alertaba (a Marcio) sobre los movimientos existentes en su zona de cultivo de marihuana”.

Luis era custodio del fiscal Armando Cantero Fassino y “ha proporcionado información a Marcio Gayoso acerca de las actividades realizadas por el Ministerio Público y la Senad”, todo conforme a la acusación fiscal.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD