Malvivientes roban millonario botín de cooperativa de Ciudad del Este

Dos “motochorros” llegaron hasta una entidad cooperativa de Ciudad del Este, donde solo uno de ellos ingresó y perpetró un violento golpe a punta de arma de fuego. Tras reducir a dos funcionarias, lograron escapar con la suma en efectivo de G. 30 millones.

Instante en que el maleante ingresa y alerta de que se trata de un asalto a la recepcionista, que fue reducida.
Instante en que el maleante ingresa y alerta de que se trata de un asalto a la recepcionista, que fue reducida.

CIUDAD DEL ESTE (De nuestra redacción regional). El hecho se registró alrededor de las 14:00 del viernes último en un local de la cooperativa “Coomar Internacional”, que se encuentra ubicada sobre la avenida Perú, en la capital del departamento de Alto Paraná.

Todo el atraco fue filmado por cámaras de circuito cerrado, internas, con las que cuenta el establecimiento que funciona en el predio de una estación de servicios perteneciente a Ovidio Martínez Báez, exdiputado del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

Según se puede observar en las imágenes, a la hora indicada llegaron dos sujetos con el rostro cubierto con tapaboca y quepis, a bordo de una motocicleta tipo cobrador de color rojo.

Una vez frente a la cooperativa, el que iba como acompañante ingresó tranquilamente al interior del local y, al notar que no había clientes y solo se encontraban ahí dos funcionarias, la recepcionista Silvana Cristina Larrea Ocampos (23 años) y su compañera Lilian María Aranda Navarro (25), quien se desempeña como cajera, en ese momento.

PUBLICIDAD

Inmediatamente el delincuente desenfundó un revólver con el que redujo y amenazó a la recepcionista, para luego dirigirse hacia la caja de la cooperativa, donde estaba Lilian Aranda, a quien primero apuntó con el arma de fuego y le exigió que entregara el dinero que tenía en la caja registradora.

La mujer no se resistió y entregó los fajos de billetes que estaban, aparentemente, agrupados según su denominación y que totalizaban la suma de G. 30 millones, producto del cobro de aportes y solidaridad, así como de cuotas de préstamos y otros servicios a los socios de la institución cooperativa.

De la misma forma, el hombre se apoderó del celular de Aranda, a fin de que no avise rápidamente a la policía, para luego salir del lugar y escapar con su cómplice.

Agentes de la subcomisaría 46ª intervinieron en el hecho, así como sus pares de Investigaciones y de Criminalística para identificar a los dos motochorros.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD