Robo a telefónica afecta a los usuarios de Internet

Es preocupante el aumento del robo de equipos a empresas telefónicas, que afecta principalmente el servicio de internet, comentó Ezequiel Gill, gerente de Asuntos Legales de la compañía Tigo. Anteriormente eran más esporádicos los casos de sustraccciones, pero actualmente ya son cerca de 67 por semana, y los mayores afectados son los usuarios, indicó.

Algunas de las baterías recuperadas en el procedimiento fiscal policial, tras la denuncia de robos por parte de la telefónica.
Algunas de las baterías recuperadas en el procedimiento fiscal policial, tras la denuncia de robos por parte de la telefónica.Archivo, ABC Color

En los últimos tiempos se ha registrado un promedio de casos de robos de 67 baterías por semana, de los sistemas del tendido en las redes urbanas, lo cual es inaceptable, comentó el gerente jurídico de Tigo, Ezequiel Gill.

Destacó que los más perjudicados son los usuarios, la ciudadanía, porque la falta de esas baterías afecta directamente la calidad del servicio de internet.

En ese sentido, instó a la ciudadanía en general y a las autoridades pertinentes en particular, a poner fin a este flagelo que afecta principalmente a aquellas personas que dependen de múltiples maneras del acceso a la comunicación y a las tecnologías de la información.

Se debe considerar la importancia que cobra actualmente el servicio de internet, debido a que las clases presenciales están suspendidas en las instituciones educativas por lo que se realizan en forma virtual.

PUBLICIDAD

Así mismo, muchas personas realizan la modalidad del teletrabajo, por lo que es vital disponer de un buen servicio de internet, para el buen desarrollo de las actividades educativas, laborales, entre otras cosas.

Señaló que el pasado viernes, una comitiva fiscal y policial encabezada por la agente fiscal Silvana Otazú, de la Unidad Especializada en Delitos Informáticos, procedió a allanar un local en San Lorenzo en busca de indicios respecto a una denuncia sobre robo de equipos informáticos, donde fueron halladas un total de 53 baterías pertenecientes a la empresa señalada.

Las baterías corresponden al suministro de energía de alimentación de las fuentes de provisión del servicio de internet y otros elementos de las antenas.

“Más allá del valor monetario que tiene como resultado del robo sistemático a nuestras redes, este flagelo afecta a las personas, que dependen en mayor o menor medida de los servicios que prestan las empresas de telecomunicaciones”, señaló.

PUBLICIDAD

Explicó que los aparatos son sustraídos de las antenas y del tendido eléctrico, que están situados en la vía pública.

En ese sentido, dijo que las baterías cumplen una función fundamental.

“El verdadero valor y la real utilidad de estas baterías radica en que permiten mantener estable el flujo de comunicaciones en la red de telefonía móvil, internet y televisión cuando se producen cortes de la energía eléctrica proveida por la ANDE”, acotó el gerente jurídico.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD