Senado se muestra en “todos contra todos”, pero aún blinda investiduras

Tras el vacío del miércoles, el Senado rechazó ayer convocar a otra sesión extraordinaria para tratar todas las pérdidas de investidura pendientes. Aunque aumentan los pedidos de expulsión, hay un blindaje corporativo.

VOTACIÓN PARA TRATAR LAS PÉRDIDAS DE INVESTIDURA
VOTACIÓN PARA TRATAR LAS PÉRDIDAS DE INVESTIDURAArchivo, ABC Color

La Cámara Alta rechazó ayer volver a convocar a una sesión extraordinaria para tratar los pedidos de pérdida de investidura pendientes, principalmente contra Javier Zacarías Irún (ANR, HC) y Rodolfo Friedmann (ANR, Añetete).

El primero fue acusado y luego blanqueado en la justicia por desvío de fondos en la Comuna de Ciudad del Este. El segundo está imputado por ser proveedor de la merienda escolar en su propia gestión como gobernador de Guiará.

El miércoles último se convocó a sesión extraordinaria para analizar ambos pedidos de expulsión, pero no hubo quorum porque solo se presentaron 15 de 45 senadores.

“Todos contra todos”

En los últimos días se registró un “todos contra todos” y se sumaron los pedidos de expulsión contra Sixto Pereira (Frente Guasu), a quien cartistas y patriaqueridistas acusan de injerencia en invasiones y contra Sergio Godoy (ANR, HC), denunciado por Friedmann de haber gestionado la nacionalización de Darío Messer, “amigo del alma” del expresidente Horacio Cartes y condenado en Brasil por lavado de dinero.

También hay un pedido de gremios agroindustriales de pérdida de investidura contra Pedro Santa Cruz (PDP); y otro contra Fidel Zavala (PPQ) por parte del Partido Comunista y el PMAS.

En la víspera, Friedmann también despotricó contra Patria Querida y amenazó con presentar otro pedido de pérdida de investidura contra Georgia “Nani” Arrúa, a quien no citó, pero dijo que tuvo injerencia en otro conflicto de tierras.

Votación

Ante la situación, el senador Sergio Godoy (ANR, HC) propuso tratar su caso y todos los pedidos de pérdida de investidura el miércoles próximo, pero su moción fue rechazada por 21 votos (ver el cuadro).

Rechazaron el tratamiento senadores del PDP y del Frente Guasu junto con el voto dividido de las bancadas coloradas cartistas y oficialistas, entre ellos Zacarías y Friedmann; junto a algunos liberales llanistas e independientes. Este sector insiste en que la mayoría ya resolvió congelar el trámite mientras esté pendiente en el Congreso el proyecto de ley que reglamenta la expulsión de legisladores.

Votaron por la aprobación del tratamiento 14 senadores de las bancadas de Hagamos, PQ, colorados en su mayoría cartistas y liberales, en su mayoría llanistas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD