Pese a “excusas”, fiscal imputó a Papo Morales por homicidio

Pese a que su abogado defensor alegó que Gregorio Papo Morales tiene “párkinson, neumonía y abstinencia”, las excusas no fueron impedimento para que el fiscal Hernán Galeano determinara imputar al hombre por homicidio doloso en grado de autoría, por la muerte de Roberto Fabián Marín, el pasado lunes.

Papo Morales a su llegada a la Fiscalía.
Papo Morales a su llegada a la Fiscalía.Arcenio Acuña, ABC Color

La defensa técnica no logró salirse con la suya y pese a alegar neumonía, abstinencia a la cocaína y párkinson como supuestos padecimientos de su cliente, Gregorio “Papo” Morales, el fiscal de la causa Hernán Galeano, decidió imputar al hombre por homicidio doloso en grado de autoría, por la muerte a tiros de Roberto Fabián Marín de 23 años, el pasado lunes en la noche.

Por otra parte, el agente también anunció la imputación de la joven Cinthia Burgos, pareja sentimental de Morales, por las figuras penales de omisión de auxilio, omisión de dar aviso de un hecho punible y frustración de la persecución penal.

El acta de imputación estaba siendo redactada en la mañana de este miércoles, en tanto, tanto Papo Morales como su pareja fueron derivados a la División de Homicidios de la Policía Nacional, donde permanecen hasta que un juez sea definido en sorteo para recibirlos en audiencia de imposición de medidas.

Se abstuvo

Recordemos que Gregorio Morales no prestó declaración ante el Ministerio Público pues su abogado alegó que aún se encontraba en estado de sedación por drogas. Su novia también se abstuvo de declarar.

La defensa sostiene la hipótesis de que Morales no tenía ningún arma de fuego en la noche del lunes, pero el principal testigo del homicidio, Digno Segovia, que acompañaba al fallecido, habla de que vio a Morales con el arma y en ese momento se bajó de su vehículo a buscar ayuda de Cynthia Burgos. Al regresar ambos al coche, ocurrieron los disparos.

En tanto, el testigo Digno Segovia añadió que él acompañó a Fabián Marín hasta el lugar donde ocurrió el hecho, y que allí apareció Gregorio Morales, acercándose primero a la ventanilla del coche. Luego, siempre según el testigo, la víctima Fabián Marín invitó a Papo a que se subiera al asiento trasero. Allí, Segovia relata que conversaron y luego discutieron mencionando a Cynthia Burgos y algunas deudas.

Hasta ahora el arma con la que se cometió el crimen no aparece, aunque la Fiscalía maneja información que aún no revela para no perjudicar la investigación.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD