La Navidad ya se vive en el Mercado 4

Pesebres de todos los modelos y tamaños, ranchitos de paja, flor de coco, pastos artificiales y una gama de otros artículos ofrecen los artesanos para armar la presentación del nacimiento del Niño en Navidad, Año Nuevo y Reyes. Los puestos de venta están ubicados principalmente sobre la calle Perú, entre Pettirossi y Ana Díaz, así como en Eusebio Ayala y Gral. Aquino.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/EPXENPTLP5ADZLR2EP4NW2ANFE.jpg
Gustavo Machado, ABC Color

Un modesto pesebre en miniatura cuesta G. 10.000, mientras las figuras gigantes se pueden adquirir en conjunto por G. 1.500.000. Los ranchitos de paja se ofrecen desde G. 10.000 hasta G. 100.000, mientras que la infaltable flor de coco, a 10.000, dos por G. 15.000.

Sin dudas, este año más que nunca el pesebre será una de las principales atracciones de la Nochebuena, porque todas las familias están llamadas a pasar la conmemoración del nacimiento en los hogares a consecuencia de la pandemia.

En la tradición, el pesebre se arma el 23 de diciembre en presencia de los niños. Otros lo harán mañana, domingo, quizás por las ocupaciones o para destinar los días previos de la Nochebuena a las compras.

Según la tradición, San Francisco de Asís fue el primero que mandó montar la representación del Nacimiento para imaginarse cómo había nacido el Niño Dios. La escena gustó a sus contemporáneos y se prologó a través de los tiempos.

Los artesanos están muy esperanzados en vender sus productos. La mayoría proviene de Areguá y Limpio. De la venta depende que en sus hogares no falte la cena de Nochebuena. Según indicaron, la feria del Mercado 4 se prolongará hasta la tarde del miércoles 23.

En la liturgia, el tiempo de Navidad comienza la Nochebuena y se prolonga hasta el 6 de enero, Epifanía o manifestación del Señor. Es por eso que hasta esa fecha debe estar el pesebre en los hogares.

Lea también: Piezas del horno noborigama

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD