Aumentaron los fondos destinados a subsidios

Los programas de Pensión Alimentaria para Adultos Mayores y Tekoporã registraron el año pasado un aumento del 13,1% y 2,4%, respectivamente, según un informe que dio a conocer este miércoles el Ministerio de Hacienda.

La cartera fiscal señala en su presentación que la pandemia del covid-19 impulsó el fortalecimiento de la asistencia a los sectores más vulnerables, tanto en el sector formal como informal.

Expresa que el informe de “Situación Financiera” correspondiente al cierre del ejercicio 2020 detalla que para el programa de Adultos Mayores se destinó un total de G. 1,39 billones, lo que implica un crecimiento del 13,1% con respecto a la del año 2019.

El programa beneficia actualmente a 219.780 personas, adultos mayores en situación de vulnerabilidad, que reciben mensualmente un subsidio del Estado de G. 548.210.

Al programa Tekoporã, por su parte, se destinó G. 409.000 millones en el transcurso del año 2020, lo que implica un aumento del 2,4% con respecto al monto asignado en 2019, dice la cartera.

Este programa beneficia a más de 164.000 familias en todo el país en situación de pobreza extrema, que perciben un subsidio del Estado para alimentación, educación y acceso a la salud.

Hacienda también menciona en su informe que para el programa Ñangareko se desembolsó el año pasado un total de G. 165.000 millones, en tanto que la asistencia a trabajadores del sector informal afectados por la pandemia se efectuó a través del subsidio Pytyvõ. A este último programa en un primer pago se destinó más de G. 1,24 billones, luego siguieron los tres pagos de Pytyvõ 2.0, por un monto de más de G. 1,01 billones.

El último pago que se realizó en diciembre pasado benefició a 680.000 personas, que de acuerdo a los datos de Hacienda prácticamente casi todos ya utilizaron el subsidio de G. 500.000 que le fueron acreditados.

Para aquellos trabajadores informales o cuentapropistas que aún no usaron los fondos, tienen 30 días de plazo para hacerlo, contados desde el día que recibieron la acreditación. En tanto, el plazo para los artistas y gestores culturales es de 15 días.

Las acreditaciones se habían realizado primero el 23 de diciembre, para las compras de Navidad; y luego un segundo grupo recibió entre el 29 y el 30 de diciembre, para las compras de Año Nuevo.

Los beneficiarios del subsidio fueron inscriptos en el Registro Único de Contribuyentes (RUC) de Tributación, por lo que aquellos que decidan no usar el dinero en 30 días serán excluidos automáticamente. Las personas que sí usaron, permanecerán por 24 meses y si no generan ningún ingreso dentro de ese lapso, serán excluidas. En cambio, si generan entradas, deberán activar su RUC.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD