Cooperativa de Itauguá fue víctima de dos asaltantes

Dos malvivientes se alzaron con un aparentemente millonario botín en dinero en efectivo al asaltar ayer en la mañana la sede de la cooperativa Ñandutí Ltda., de la ciudad de Itauguá. El ilícito se concretó a las 9:15 y fue grabado por el sistema de circuito cerrado instalado en el local.

La filmación del circuito cerrado capta el momento en que los delincuentes  llegaban a la cooperativa Ñandutí Ltda., de Itauguá, para concretar el asalto a mano armada.
La filmación del circuito cerrado capta el momento en que los delincuentes llegaban a la cooperativa Ñandutí Ltda., de Itauguá, para concretar el asalto a mano armada.Archivo, ABC Color

El cajero de la cooperativa Fernando Dalmiro Díaz Olmedo (32) fue obligado por los criminales a abrir la caja de seguridad, informaron fuentes de la comisaría 6ª de la ciudad de Itauguá.

El local asaltado se encuentra en la calle Teniente Esteban Martínez casi avenida Luis Alberto Salinas, en el barrio San Roque de la mencionada ciudad.

Los malvivientes fueron dos hombres que hasta el cierre de esta edición aún no eran identificados. Ambos llevaban tapabocas y se desplazaban en una motocicleta de color rojo.

Uno de los delincuentes portaba un arma de fuego, presumiblemente revólver, vestía una campera de color azul y un quepis de color rojo que cubría la parte superior de su cabeza. El otro malhechor llevaba puestos una campera marrón y un casco protector negro.

El presidente de la cooperativa asaltada, Néstor Duré, manifestó a los agentes de la comisaría 6ª de Itauguá que cada dos días suele llevar el dinero de la institución para depositar a un banco de plaza y que justamente ayer se encontraba preparando el efectivo para después efectuar el depósito correspondiente, cuando de repente los maleantes irrumpieron en la cooperativa y obligaron a punta de arma de fuego al cajero para abrir el cofre donde estaban los caudales.

Díaz Olmedo obedeció sin oponer resistencia y tras abrir la caja, los asaltantes se apoderaron de todo el dinero en efectivo que ahí había, para luego correr hacia donde dejaron estacionada la motocicleta y emprender una veloz fuga.

Los antecedentes del caso fueron elevados al Ministerio Público para iniciar las averiguaciones correspondientes del hecho.

Las filmaciones del circuito cerrado fueron confiscadas por los intervinientes para llevar a cabo una minuciosa observación de su contenido, con el fin de tratar de individualizar a los responsables del hecho delictivo, manifestaron.

Los administradores de la cooperativa, por su parte, realizarán un arqueo para saber el monto exacto robado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD