Socios del clan Ferreira amasaron millones de “origen desconocido”

Socios de las empresas del clan Ferreira realizaron millonarios movimientos de dinero cuyo origen sería desconocido, de acuerdo a un informe de Seprelad. También aparecen pagos al esposo de una extitular de la Dinavisa.

Entre los pagos realizados por Carlos Borrel, uno de los socios de las empresas del clan Ferreira, aparece un desembolso de G. 400 millones a Gustavo Dentice Frutos, esposo de una extitular de Dinavisa.
Entre los pagos realizados por Carlos Borrel, uno de los socios de las empresas del clan Ferreira, aparece un desembolso de G. 400 millones a Gustavo Dentice Frutos, esposo de una extitular de Dinavisa.Archivo, ABC Color

Casi 300 páginas conforman la serie de informes técnicos remitidos por la Secretaría de Prevención de Lavado (Seprelad) al Ministerio Público y en la que detallan millonarios movimientos realizados por las empresas del clan Ferreira y los socios de las mismas.

Días atrás, ABC Color revelaba parte del informe que hablaba del meteórico ascenso económico de las firmas Insumos Médicos SA (Imedic SA) y Eurotec SA, ambas propiedad de Justo Ferreira, Roque Dagogliano y Carlos Borrel.

El informe revelaba cómo las empresas pasaban, incluso de declarar saldos negativos, a presentar documentos de millonarias ganancias de un año a otro. También alertaba de los sucesivos y millonarios aumentos de capital declarados y de los que no se pudieron detectar documentos que los avalaran.

Tejedor millonario

Los informes no solo hablan de las empresas involucradas en el caso de los “insumos chinos” para el Ministerio de Salud Pública, sino también de los socios de Justo Ferreira: Carlos Borrel y Roque Dagogliano.

El informe técnico señala como primer punto llamativo que Borrel declaró como profesión el ser un tejedor.

Sin embargo, solo entre 2015 y 2019, declaró ingresos por más de G. 31.000 millones y adquirió dos camionetas lujosas de alta gama. “A lo largo de este informe no pudimos obtener datos que determinen el origen del patrimonio con que cuenta el señor Borrel, como así tampoco el origen de los fondos utilizados para adquirir las acciones de las empresas de las que forma parte en el carácter de socio”, señala tajante el informe que duerme en algún cajón de la Fiscalía.

Borrel llegó a ser gerente comercial de Laboratorio Éticos antes de convertirse en socio comercial de Justo Ferreira. Precisamente esa empresa lo denunció por supuesta lesión de confianza, pues detectó que actuó en detrimento de la firma a fin de beneficiar a las empresas del clan Ferreira en las que él era socio.

Las irregularidades detectadas se dieron entre 2017 y 2018. Precisamente en esos años fue cuando Borrel declaró su mayor nivel de ingresos.

En 2017 declaró ante el fisco ingresos por más de G. 6.589 millones. En 2018, un año después, declaró ingresos por más de G. 12.835 millones.

Precisamente, en el proceso abierto por supuesta lesión de confianza que pesa contra Borrel, la Fiscalía estimó que produjo un daño patrimonial de cerca de G. 12.000 millones.

A pesar de los diversos informes entregados por la Seprelad a la Fiscalía, el Ministerio Público no ha abierto hasta el momento causa alguna por supuesto lavado de dinero contra quienes entregaron insumos defectuosos y que eran requeridos con urgencia para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

juan.lezcano@abc.com.py