Docentes no quieren iniciar clases presenciales en marzo

Maestros de la FEP se movilizaron ayer para exigir que el inicio de las clases presenciales se postergue por un mes. El ministro de Educación, Eduardo Petta, reafirmó que en las escuelas en condiciones comenzarán el 2 de marzo.

En caravana, docentes de la FEP se dirigieron desde la Costanera hasta la sede del MEC, en el centro.
En caravana, docentes de la FEP se dirigieron desde la Costanera hasta la sede del MEC, en el centro.Archivo, ABC Color

La movilización se realizó en todo el país. En Asunción, los maestros de la Federación de Educadores del Paraguay (FEP) se encontraron en la Costanera y fueron en caravana hasta el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

El presidente de la FEP, Silvio Piris, explicó que el principal reclamo es que el 2 de marzo las clases inicien de manera virtual, pero que el inicio de la educación presencial se postergue hasta después de la Semana Santa, o sea, poco más de 30 días. Los maestros consideran que la mayoría de las instituciones educativas no tienen condiciones de infraestructura ni los elementos de bioseguridad necesarios. El aumento de los infectados con covid-19 en los últimos días es otra preocupación.

El segundo reclamo es que se declare emergencia educativa y el Gobierno provea al Ministerio de Educación US$ 78 millones para refaccionar escuelas y colegios, proveer insumos de bioseguridad, garantizar la conectividad y contratar trabajadores de limpieza.

El tercer reclamo es la readecuación salarial para docentes, que el Gobierno previó para el año pasado, pero se suspendió debido a la pandemia.

En el MEC, los dirigentes de la FEP se reunieron con el ministro de Educación, Eduardo Petta y su gabinete. El secretario de Estado explicó que el pedido de declaración de emergencia ya se remitió al Poder Ejecutivo y afirmó que las escuelas se están equipando según el protocolo. Prometió computadoras para docentes y tablets para los estudiantes. Reafirmó que el retorno a las aulas será progresivo y comenzará el 2 de marzo en las escuelas que ya estén en condiciones. Dilatar la educación presencial implicará modificar el calendario escolar y extenderlo hasta enero, aseguró.

La conversación subió de tono hasta llegar a los gritos. “Piris, yo te pregunto, ¿ustedes quieren dar clases?”, disparó Petta en un momento. “¡Dejá de mentir!”, le gritó Piris en otra ocasión. Sin acuerdo, los dirigentes de la FEP se retiraron. Analizan sumarse, el 2 de marzo, a la movilización anunciada para ese día por la Unión Nacional de Educadores (UNE). Petta dijo que la FEP elige este año nuevo presidente y que por ello Piris insiste en la movilización.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD