Restricción horaria solo sirve a la clandestinidad

Referentes del sector gastronómico y eventos reclaman una o dos horas más para trabajar. Desde hace casi un año soportan efectos de que se haya coartado libertad de circulación. Numerosos bares contrajeron deudas y con la limitación no pueden cubrir sus obligaciones. Aseguran que a pocas cuadras de comisarías e instituciones de control impera la ilegalidad.

La restricción horaria favorece a la clandestinidad, denuncian gremios

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD