Se “olvidaron” de su otra causa

El jueves último se debía realizar la audiencia preliminar para liberar a Matías Bilbao de una causa de violación de cuarentena. Allí fue que la jueza Lici Sánchez se enteró de que no estaba preso como se había ordenado. Horas antes había ocurrido el homicidio de Olga Feliciángeli.

Jueza Lici Teresita Sánchez
Jueza Lici Teresita SánchezArchivo, ABC Color

Así, Matías Bilbao Fassardi estaba libre por error, cometido por policías de la comisaría 19ª de Asunción.

Los agentes de esa dependencia, ya previamente lo dejaron en libertad el 8 de junio de 2020 tras una orden del juez Gustavo Amarilla, en una causa relacionada a drogas. Sin embargo, en ese entonces los policías no se percataron de que contra Matías Bilbao había otra orden pendiente de prisión preventiva, dictada un mes antes por la jueza Clara Ruiz Díaz, específicamente el 17 de mayo de 2020, que dio inicio al proceso por violación de la ley de cuarentena que luego quedó a cargo de la jueza Sánchez.

La orden de Clara Ruiz Díaz era que Matías permaneciera 10 días en la comisaría 19ª, hasta el 27 de mayo, y que después pasara a Tacumbú. La Policía Nacional no envió a Matías a la penitenciaría aquella vez porque estaba cerrada por la pandemia.

Una vez liberado, Matías acumuló además dos órdenes de captura, ambas por hurto agravado, una del 19 de junio y otra del 28 de agosto del año pasado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD