Negociador paraguayo defiende la posición del Brasil en Itaipú

El coordinador ejecutivo del equipo negociador del Anexo C del Tratado de Itaipú, así como los grupos técnicos de apoyo, en una nota que remitió a nuestra redacción le sale al cruce al Editorial de ABC del martes último.

Unidad productora Nº 9, de 50 Hz.  de la central paraguayo/brasileña de Itaipú.
Unidad productora Nº 9, de 50 Hz. de la central paraguayo/brasileña de Itaipú.Archivo, ABC Color

Guillermo López Flores, reemplazante de Héctor Richer en la coordinación ejecutiva del Equipo Negociador para la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú, creado por el presidente Mario Abdo Benítez el 30 de diciembre de 2019, en una nota que remitió a nuestra redacción le sale al cruce al Editorial que ABC publicó bajo el título “Hay que eliminar dos trampas del Anexo C del Tratado de Itaipú” (ABC, 29/03/21, Pág. 8).

La crítica

López Flores, quien también fungió de asesor del equipo que negoció en un par de ocasiones con Argentina en la revisión del Anexo C del Tratado de Yacyretá, sostiene que el material de ABC está “plagado de falacias y desconocimiento”.

Al desarrollar su crítica, dice que “el escrito” (Editorial de ABC), “aparte de algunos obvios legítimos reclamos que serán debidamente tenidos en cuenta, está plagado de falacias y sobre todo carente de rigor analítico, tal vez no por mala fe, simple ignorancia” (sic).

“Non recourse proyect finance”

En el segundo párrafo, con una delicadeza digna de mejor causa, añade que “no tiene la más pálida (puta) idea del concepto ‘non recourse proyect finance’, proyectos de larguísimo retorno, sin o con ínfimo capital propio, financiado solo con facturación o flujo de caja” (sic).

Agrega a continuación: “Con capital propio (100 MD) construyó una obra cuyo presupuesto inicial, año 1976, era de 4.900 MD y que terminó en 17.000 MD” (sic).

Esgrime posteriormente: “Las disposiciones pétreas del art. XIII del Tratado (y la ley brasileña de compra compulsoria) jamás se habría construido Itaipú. Es el corazón financiero, porque garantizada el flujo de caja” (sic).

De obligaciones...

López Flores, en su intento de rebatir los argumentos del Editorial de ABC, añade luego de un subtítulo “garantizar el ingreso”, que “Py está obligado a ceder, pero no dice que la otra parte está obligada a comprar ese excedente, al precio que sea. Y que gracias a eso, en dos años seremos dueños de la mitad” (sic).

Un nuevo subtítulo: “Único garante”, agrega cuanto sigue: “Supongamos que Py vende sus excedentes a AR, moroso endémico en CHY. Py a su vez se atrasa con Itaipú. El garante de la deuda de Itaipú es Br.” (sic).

Otro subtítulo: “Totalmente fuera de contexto histórico” para apuntar que “en abril de 1973 no existía el ‘mercado abierto y competitivo en ningún rincón del mundo. La industria eléctrica del mundo se regía por monopolios estatales, con precios políticos y decisiones totalmente a voluntad de los gobiernos de turno. La obligación de las 27 distribuidoras brasileñas de comprar el 100% de la energía de Itaipú que va al Brasil, al precio que sea, es la mejor prueba de que no existía tal mentado mercado”.

Finalmente puede leerse el nombre del coordinador: Guillermo López Flores. Ingeniero consultor.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD