Gastos son mínimos, pero temen un desabastecimiento

A pesar de que los gastos de bolsillo de los familiares a la fecha se redujeron al mínimo, según pudo constatar ABC en un recorrido por diversos hospitales, los familiares de pacientes con covid-19 temen un nuevo faltante de insumos, principalmente de oxígeno.

Un camión de la Municipalidad de Villa Elisa haciendo entrega de balones de oxígeno al hospital.
Un camión de la Municipalidad de Villa Elisa haciendo entrega de balones de oxígeno al hospital.

Durante los últimos días, varias fueron las denuncias sobre la necesidad de proveer a los nosocomios de balones del gas medicinal.

“Todavía se está gastando alrededor de G. 300.000 por día, pero casi todo provee el hospital. Siempre preocupa el desabastecimiento y los millonarios gastos que a veces se hacen. En estos días preocupó la falta de oxígeno, pero rápidamente están encontrando soluciones y por eso no falta”, indicó una mujer, familiar de un paciente internado en el Hospital de Villa Elisa, que prefirió omitir su nombre.

En el nosocomio -así como otros hospitales que se encuentran saturados de pacientes respiratorios y ya no tienen camas de terapia intensiva- constantemente están llegando balones de oxígeno en camiones de la Municipalidad de Villa Elisa, que se encarga de reabastecer mediante recursos propios.

En este sentido, los familiares de pacientes que se encuentran 24 horas apostados en el lugar agradecieron la mediación de la Comuna que incluso instaló en el sitio un container dividido en pequeñas habitaciones con dos camas cada uno y otros elementos básicos.

Un ambiente tranquilo también se observó en el Hospital de Barrio Obrero, donde también aseguraron que el nosocomio se estaba encargando de proveer todos los medicamentos.

Según indicaron los familiares de pacientes internados en el Hospital Barrio Obrero, todavía hay uno o dos medicamentos por día que se deben comprar, pero que los gastos son mínimos.

Además, hasta el nosocomio llegan constantemente grupos de ayuda que entregan todo tipo de alimentos, amortiguando así los gastos que generan hospitalizaciones prolongadas.

Por otro lado, en el Instituto de Previsión Social (IPS) admitieron la falta de medicamentos para pacientes respiratorios. Según José Luis Urizar, gerente de logística, la carencia se debe al aumento excesivo de la demanda.

Continúa la vacunación

En los vacunatorios instalados en los hospitales para la inoculación del personal de salud también se puede observar una gran concurrencia.

A la fecha, unos 47.000 ya fueron inoculados contra el covid-19. Hay unos 78.000 profesionales de la salud registrados en el país.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD