Grupo Luksic se desliga del caso con la Essap

El Grupo Luksic, socio comercial del expresidente Horacio Cartes, dijo ya no poseer vínculo alguno con las empresas que conforman el Consorcio Aqualogy que incumplió un contrato con la Essap y ahora reclama US$ 12 millones de resarcimiento.

Essap afronta una demanda por parte del Consorcio Aqualogy, de Chile, que reclama US$ 12 millones.
Essap afronta una demanda por parte del Consorcio Aqualogy, de Chile, que reclama US$ 12 millones.Archivo, ABC Color

A través de una carta enviada vía correo electrónico, el Grupo Luksic dice no poseer más vínculo alguno con el Consorcio Aqualogy, que reclama el millonario resarcimiento a pesar de haber incurrido en groseros incumplimientos en un contrato firmado en 2015 con la Essap.

“Su medio afirma que el Grupo Luksic estaría vinculado al Consorcio Aqualogy. Dicha información es absolutamente falsa. Ninguna sociedad relacionada al Grupo Luksic forma o ha formado parte de la propiedad de dicho consorcio o de la Sociedad General de Aguas Barcelona (AGBAR), ni de su controladora, la francesa Suez Group”, señala la misiva firmada por Mauricio Lob, gerente de Asuntos Corporativos y Gestión Social de Quiñenco SA.

Lob señala que Andróniko Luksic, socio comercial del expresidente Horacio Cartes, tenía una participación minoritaria en la empresa sanitaria Aguas Andinas a través de una compañía de inversiones.

“Compañía donde la multinacional Sociedad General de Aguas de Barcelona (AGBAR) es accionista principal”, afirmó en la misiva en la que sostiene que desde 2016 ya no posee acciones en el consorcio donde era socio de Agbar, firma que forma parte del Consorcio Aqualogy, que reclama el millonario resarcimiento a la Essap.

Versión de Jure

Santiago Jure, extitular de Contrataciones Públicas, señaló ayer que hasta el momento no entendió en el proceso de arbitraje abierto a pedido del Consorcio Aqualogy.

Jure explicó que al ser suplente, tomará intervención solo ante imposibilidad de alguno de los miembros titulares.

Explicó además que él fue notificado de su integración como suplente a pedido de la parte demandada, en este caso la Essap. Dijo que ante esta situación no entendía el por qué se publicó una fotografía suya en una nota en la que se hablaba de la situación del proceso de arbitraje.

Essap firmó en 2016 un contrato por G. 22.149 millones, de los cuales ya había adelantado a la firma trasandina unos G. 8.976 millones. La firma nunca entregó lo comprometido.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD