Piden a la ANR una salida institucional sobre Ulises

La diputada Kattya González (PEN) dijo que es hora de que los colorados asuman una posición de autocrítica y propongan una salida institucional sobre la situación del legislador Ulises Quintana (ANR, cartista), acusado por lavado de dinero y calificado por EE.UU. como corrupto y peligroso.

Kattya González (PEN), diputada por Central. Titular del Frente Parlamentario Contra la Corrupción e Impunidad.
Kattya González (PEN), diputada por Central. Titular del Frente Parlamentario Contra la Corrupción e Impunidad.

González recordó que fue proyectista, junto con otros colegas de la oposición, del estudio de la pérdida de investidura del diputado Quintana pero lamentó que perdieron estruendosamente.

La legisladora opositora por Central dijo que ya no saben qué más plantear; que esto no es un juego, es serio y que si quieren dar seriedad al pedido de pérdida de investidura deberían ser los colorados los que planteen no solo el debate, sino la situación de un miembro de su partido, indicó.

“Instamos a los colegas de la ANR a estudiar y revisar su situación y recuperar la respetabilidad de nuestra cámara. Nosotros desde un grupo minoritario ya hemos demostrado de qué lado estamos, y perdimos. Son ellos los que deben explicar el motivo de su silencio y complicidad”, declaró la parlamentaria encuentrista.

Nefasto mensaje, dicen

Por su parte, el diputado Sebastián Villarejo (PPQ) sostiene que la ciudadanía ha recibido un nefasto mensaje, al ver que quienes deberían representar al pueblo, hacen exactamente lo opuesto. “Que paren los abusos, el uso indebido de influencias y apañamiento de actos de corrupción”, indicó Villarejo.

Alegó que este tipo de mensajes potencia la crisis de la representación que hoy existe y que se traduce en una crisis de la democracia, situación peligrosa donde con facilidad surgen populismos demagógicos que menoscaban instituciones.

“Logran con esta ley que personas que deshonran el cargo al cual fueron electos, ni siquiera puedan ser sometidos a procesos de pérdida de investidura por las fuertes trabas que se han impuesto. La aprobación de la ley, al momento que varios congresistas se encuentran cuestionados y con procesos judiciales muy graves, demuestra los verdaderos intereses”, lamentó.

Asimismo, cuestionó la actitud corporativa para que nada cambie y que hayan establecido mayorías, como que requiera un tercio de los votos para presentar el pedido de pérdida de investidura, y ni qué decir la mayoría absoluta de dos tercios para que sea aprobada, que a todas luces es inconstitucional porque por ley se intenta modificar la Constitución. Según el proyecto de mayoría simple pasa a 53 votos en Diputados y 30 en Senado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD