Exigen la restauración del histórico templo jesuítico de San Joaquín

Pobladores del distrito de San Joaquín realizaron ayer una manifestación para exigir la restauración del histórico templo jesuítico de la ciudad. Afirmaron estar cansados de las promesas del Ministerio de Obras Públicas.

Los pobladores instalaron frente a la iglesia parroquial letras tipo corpóreas con la frase  ¡Restauración ya!
Los pobladores instalaron frente a la iglesia parroquial letras tipo corpóreas con la frase ¡Restauración ya!

SAN JOAQUÍN, Dpto. de Caaguazú (Víctor Daniel Barrera Burgos, corresponsal). Los pobladores hicieron ayer una “gran cadena de abrazos” alrededor de la iglesia jesuítica de esta ciudad en señal de protesta y con el fin de demostrar la importancia de esta reliquia histórica. Además, exigieron una rápida intervención del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) antes del colapso total de la antigua infraestructura.

La iglesia parroquial tiene 275 años y presenta serias fallas en la infraestructura, que empeoran con el paso del tiempo.

El templo fue construido hacia el año 1747 con materiales propios de la época. Las paredes fueron hechas de adobe de casi un metro grosor; el techo tiene madera extraída de la selva existente en aquel entonces en la zona y gruesas tejas fabricadas de barro con utilización de técnicas y herramientas de ese tiempo.

La Secretaría Nacional de Cultura (SNC) presentó a finales del año pasado un protocolo de restauración consistente en el apuntalamiento de las paredes de adobe y del altar. Además, la restauración de la infraestructura, del retablo y del techo.

Las obras tendrían un costo de G. 1.700 millones y G. 9.000 millones, respectivamente.

El MOPC debía financiar los trabajos, pero los documentos fueron presentados muy tarde por la SNC y no pudo ser incluido para el llamado de este año, según la cartera de Estado.

El presidente de la comisión pro restauración, Noel Santos, señaló que las paredes de la iglesia tienen dos enormes boquetes y grietas en varios sectores producidas por agua de lluvia filtrada. Indicó que con un temporal el agua de lluvia podría volver a filtrar por el deteriorado techo y toda la estructura podría caer.

La población está cansada de las continuas promesas de restauración hechas por responsables del MOPC, expresó Santos. Al respecto, afirmó que los pobladores exigen la intervención inmediata para salvar la reliquia cultural e histórica del país.

El ministro de Desarrollo Social, Mario Varela, estuvo presente en la manifestación y habló en representación del MOPC. Dijo que la institución planteó al Congreso Nacional una ampliación presupuestaria para proteger el bien patrimonial.

Indicó que los legisladores deben de autorizar el redireccionamiento de recursos para que la obra se pueda realizar.