Objetan proyecto de alivio a deudores

El Poder Ejecutivo objetó totalmente el proyecto de ley N° 6750 que establece mecanismos temporales de alivio para aquellos deudores que han incurrido en mora a consecuencia de la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus, que causó el cierre de centenares de comercios y miles de despidos.

Los locales gastronómicos y otros rubros fueron duramente afectados por la pandemia, lo que los llevó a sobre endeudarse.
Los locales gastronómicos y otros rubros fueron duramente afectados por la pandemia, lo que los llevó a sobre endeudarse.

La normativa rechazada por decreto N° 5515, prohíbe dar una mala calificación de parte de entidades del sistema financiero a las personas que hayan tenido dificultades de pago durante la crisis por el coronavirus.

También dispone no sancionar a un deudor que incurrió en mora desde el inicio de la pandemia y que se tenga en cuenta la imprevisión que significó.

Argumentos

El Ejecutivo recibió la negativa por parte de técnicos del Banco Central del Paraguay y del INCOOP, los cuales, por un lado rechazaron que se elimine la calificación del cliente en mora y por el otro, indicaron que podría afectar a los créditos futuros y causar que las tasas se eleven.

Lea más: Entidades financieras no podrán dar mala calificación a “morosos covid”

“Debe considerar que el sector financiero a través de las Centrales de Riesgo del Banco Central del Paraguay (BCP) y del Instituto Nacional de Cooperativismo (INCOOP), pueden obtener y brindar información financiera de cada segmento y evaluar el nivel de riesgo de las personas físicas y jurídicas y otorgar la calificación crediticia correspondiente. Esto favorece a la transparencia, digitalización, modernización y evita la información asimétrica, así como la administración del riesgo crediticio”, expresa.

Luego, en el considerando señala que podría generar incertidumbre entre los clientes potenciales y las entidades financieras porque deberán mantener el estatus de calificación crediticia ante cualquier posible incumplimiento de pago o entrada en mora.

“Tomando en cuenta que las entidades crediticias son adversas al riesgo, se generaría una contracción en la cantidad de créditos y podría aumentar la tasa de interés”, agrega.

Finalmente, aseguran que existen medidas tomadas por las instituciones señaladas que tiene “incentivos apropiados para las reprogramaciones y concesiones de crédito, en apoyo a las familias y a las unidades productivas, con la salvaguarda del mantenimiento de las condiciones apropiadas para que el regulador / supervisor dé cumplimiento a la responsabilidad legal de velar por la estabilidad, solvencia e integridad del sistema financiero”, alegaron.

Al Congreso

El proyecto fue una iniciativa del diputado Hugo Ramírez (ANR) con apoyo de varios de sus colegas diputados, y tras el rechazo del Presidente de la República, vuelve al Congreso donde los legisladores deberán analizar si se ratifican en aprobar o aceptan el veto de Mario Abdo Benítez.

Para ratificarse, la cámara de origen es decir, Diputados, necesitan tener 41 votos para rechazar el veto del Ejecutivo, y conseguir que los Senadores tengan 23 votos para rechazar la decisión del Ejecutivo.

Si una de las cámaras no consigue la cantidad de votos, aunque la otra rechace el veto, la decisión de Abdo queda firme, porque ambas cámaras deben estar de acuerdo.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05