Municipalidad de Luque está plagada de “debilidades” dice auditoría de la Contraloría

LUQUE. Un equipo auditor de la Contraloría General de la República (CGR) evaluó el ejercicio fiscal 2020 de la administración del cartista Carlos Echeverría y se detectó una serie de debilidades que afectan a la optimización de los servicios y la protección de los recursos de la Comuna. En consecuencia, la gestión del jefe comunal colorado, que busca el rekutu, referente al “control interno” para el óptimo cumplimiento de las metas, obtuvo calificación “cero”.

Carlos Echeverría, renunció en la fecha para comenzar su campaña política, ya que el mismo busca ser reelecto en octubre.
Carlos Echeverría, renunció en julio pasado para iniciar su campaña en busca del rekutú. Durante el acto habló de las "maravillas" de su gestión

El exintendente Carlos Echeverría, colorado cartista, fue notificado sobre las debilidades en mayo pasado. El mismo estuvo al frente de la administración municipal hasta mediados de julio de este año.

La Contraloría General de la República adoptó desde el 2016 como marco para el control, fiscalización y evaluación del Sistema de Control Interno (SCI) de las instituciones sujetas a su supervisión, la Norma de Requisitos Mínimos (NRM), precisamente para su control.

El objetivo principal del proyecto es lograr la excelencia dentro de cada institución para optimizar los servicios ofrecidos a través del profesionalismo de los funcionarios y la protección de los recursos internos de las instituciones.

Serie de debilidades

La auditoría realizada a la Municipalidad de Luque detectó cinco debilidades generales que desencadenan en una serie de otras anomalías a la vez. La calificación en cada una de ellas fue de “cero”, es decir, “deficiente bajo”, de acuerdo al parámetro de calificación utilizado.

Ambiente de control. En este punto la NRM señalan que carece de política de control interno, código de ética, compromisos éticos por dependencia, protocolo de buen Gobierno y políticas de talento humano. La elaboración de estos documentos debe realizarse de manera participativa con los funcionarios de todos los niveles de la Municipalidad y estar aprobada por acto administrativo de la máxima autoridad.

Control de la planificación. Según la conclusión de la evaluación remitida a Carlos Echeverría en mayo pasado, la Comuna debe elaborar un plan estratégico institucional alineado al plan operativo anual, como también definir los cursos de acción para ejecutar los propósitos establecidos dentro de un plazo determinado.

La institución municipal deberá orientar su operación a través de una gestión basada por procesos, como medio para que pueda alcanzar eficaz y eficientemente sus objetivos en cumplimiento con su función constitucional y legal, la misión fijada y la visión proyectada.

También se debe establecer su estructura organizacional e identificar los diferentes niveles de autoridad y responsabilidad, para que se ejerzan apropiadamente las labores de planificación, ejecución, control y evaluación periódica de las actividades. Identificar y evaluar riesgos para determinar las medidas de control que fueran necesarias.

Control de la implementación. En este punto los auditores recomiendan definir las políticas operacionales, desarrollar procedimientos documentados para cubrir situaciones en que su ausencia podría afectar la capacidad de control y/o causar desviaciones a las políticas y objetivos definidos.

También se deben diseñar y aplicar controles adecuados, gestionar la formación y capacitación de los funcionarios, obtener, generar y utilizar información relevante y de calidad para la gestión y el funcionamiento del control interno, además de realizar control de la información documentada y garantizar la circulación fluida y transparente de la información interna y externa.

Control de evaluación. En este punto se exige a la Municipalidad de Luque la aplicación de métodos apropiados para el seguimiento y medición de la efectividad del Sistema de Control Interno, tales como indicadores para medir la gestión, riesgos, desempeño, y resultados, así como también la realización de auditorías del Sistema de Control Interno.

Control para mejora. Respecto a esta última observación los auditores solicitan a las autoridades de la Municipalidad de Luque realizar el análisis crítico del Sistema de Control Interno. Este proceso debe realizarse según indica la NRM, al menos una vez del año e incluir en tal revisión las decisiones y acciones relacionadas con las oportunidades de mejora continua y cualquier necesidad de cambio del SCI.

También es menester conservar la documentación del análisis crítico para futuras apreciaciones. Tomar acciones para optimizar continuamente su SCI y eliminar o minimizar las causas reales o potenciales de debilidades detectadas.

Culpa a la pandemia

La CGR notificó al exintendente cartista Carlos Echeverría el 12 de enero de 2021 sobre las debilidades detectadas a fin de solicitar documentos que respaldan la fase de diseño de la NRM que evidencien las acciones realizadas durante el ejercicio fiscal 2020. Pero el 4 de febrero de este mismo año, Echeverría respondió y dijo que no cumplió con lo exigido por culpa de “la pandemia” del covid-19.

“Cumplimos en informar que en el año 2020, no ha sido posible avanzar en la implementación como consecuencia de los hechos conocidos por todos, cual es la pandemia covid-9, que ha afectado a todas las instituciones y nuestro Municipio no ha sido la excepción”, dice la excusa.

También agrega que “debido a la reprogramación del presupuesto que ha sido adecuado a la ley de emergencia, no ha sido posible utilizar rubros para capacitaciones y/o charlas”, para los funcionarios.

Echeverría siguió intentando justificar su falta y señaló que “en el año 2020 de abril a diciembre se ha establecido trabajar por cuadrillas en días intercalados, situación que sumado a la menos cantidad de funcionarios, derivó en una carga laboral extra, lo cual no ha permitido respetar en muchos casos los niveles de procesos establecidos”.

Recomendación

Al respecto la auditora Maura Martínez, la directora de la Dirección de análisis Sectorial, Irma Delfino, y la directora general de Control Gubernamental, Gladys Fernández, recomendaron en mayo pasado a las autoridades de la Comuna luqueña elaborar un plan y cronograma para la implementación del Sistema de Control Interno además de gestionar la capacitación del personal directivo y funcionarios sobre la norma a fin de apoyar su efectiva implementación.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05