Zona franca para call centers, bufetes y consultorías

La zona franca autorizada a la firma TOSA es un régimen que le permitirá pagar reducidos tributos, bajo condición de generar miles de puestos de trabajo y de no suministrar servicios al mercado interno (solo exportación). Así, en un predio trabajarán empresas de bufetes de abogados, call centers, consultorías, explicó el viceministro Óscar Orué.

LEY 523/95
LEY 523/95Archivo, ABC Color

La empresa Terminal Occidental SA (TOSA), propiedad del empresario y amigo del Presidente Mario Abdo Benítez Conrado Hoeckle y otros accionistas, operará en Villa Hayes bajo el régimen de zona franca de servicios, con una inversión de US$ 22 millones, informó ayer a ABC el viceministro de Tributación, Óscar Orué, quien preside el Consejo Nacional de Zona Franca. Dijo que si bien el proyecto se anunció esta semana desde el Palacio de Gobierno, el Consejo en realidad ya lo había aprobado en julio de 2018, aunque el plan en sí es de hace 12 años.

Según lo explicado, se trata de un régimen especial tributario de incentivo a la instalación de inversiones, que pueden ubicarse físicamente en cualquier lugar del país, bajo ciertos requisitos, para trabajar en industria, comercio o servicios.

La ley 523/95 “que autoriza y establece el régimen de zona franca” es la que regula este tipo de contratos firmado entre los inversores y el Estado, que tiene una vigencia de hasta 30 años. En Paraguay tenemos cinco contratos de zona franca, que son dos inversiones instaladas en Alto Paraná, una en Villeta (Omega Green) y otra en Concepción (planta de celulosa Paracel), al que se suma la de TOSA, la primera del rubro servicios, dijo Orué. Acotó que esta área está regulada por el decreto N° 5.965 de 2020.

Consultado sobre el peligro de que los servicios “salgan de contrabando” al mercado interno y que compitan con los de empresas que pagan impuestos en el régimen general, respondió que eso será imposible porque hay controles rigurosos.

Agregó que esta inversión generará 1.500 empleos.