Titular de la INC intenta justificar insólitas bonificaciones y dice que “sabe lo que hace”

Con aires de superioridad, el titular de la INC, Ernesto Benítez, intentó justificar esta mañana las jugosas bonificaciones que pagó a obreros de su confianza de la planta de Vallemí. Alegó que el sector privado paga más a sus empleados, que las empresas públicas. Dijo que sabe lo que hace y que su cargo depende del presidente Mario Abdo Benítez.

La planta de la INC de Vallemí registra paros constantes por fallas en el horno.
La planta de la INC de Vallemí también registró paros constantes, tras su mantenimiento.Archivo, ABC Color

Esta mañana se criticó a Ernesto Benítez por mentir al afirmar que el sector privado del rubro cementero paga más que la Industria Nacional del Cemento (INC) a sus trabajadores, con lo cual quiso justificar las bonificaciones que pagó a los funcionarios de Vallemí, que son leales a su administración.

“No miento, sé lo que digo, sé lo que hago, sé donde estoy, el cargo que yo tengo depende del presidente de la República, no de un grupo político”, expresó Benítez esta mañana a radio Monumental. El titular de la empresa pública se niega a brindar declaraciones sobre este y otros temas a ABC Color, que viene publicando varias irregularidades en la administración de la cementera pública.

A través de la resolución 788/2021, con fecha del 16 de diciembre último, el presidente de la INC autorizó el pago de una bonificación de hasta G. 14.000.000 a siete funcionarios de Vallemí, como premio por “trabajos” que realizaron, pese a que estos empleados ya cobran sueldazos en la cementera.

El empleado público, que llamativamente sigue en el cargo pese a las denuncias en su contra, señaló que la bonificación “no apareció de la noche a la mañana” y que son rubros que “se acumularon por trabajos específicos” y que son “presupuestados”.

También se le consultó cómo una empresa como la INC, que tiene un mercado asegurado puede ser deficitaria y pese a esa crisis paga privilegios a sus funcionarios, indicó: “La empresa todos los días produce, todos los días está entregando cementos. Si realmente la empresa es deficitaria, hace mucho dejaría de existir y no recibe subsidio del Estado”.

Pero no quiso responder sobre los pasivos de la empresa y solo se limitó a decir que la empresa tiene un pasivo acumulado de hace 50 años. Tampoco nada dijo sobre la inversión de US$ 80 millones de los bonos que se realizó en la cementera, con lo cual debía aumentar la producción y ganar dinero, pero esto no ocurre hasta ahora.

¿Premio a la ineficiencia?

Tras el mantenimiento que la INC realizó al horno de Vallemí, por cuyos “trabajos” la estatal ahora premió con una bonificación a siete funcionarios, la máquina seguía teniendo fallas, que se cuestionaron en su momento. La cementera recién reactivó la producción de clínker, luego de reemplazar un motor averiado del molino de crudo de la línea industrial de Vallemí (Concepción), para lo cual se tuvo que llevar un motor del molino viejo de Villeta (Central). El horno paró 2 meses para su mantenimiento y aún así siguieron los problemas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.