Acevedo: “Es algo tenebroso”

El senador Robert Acevedo, nuevo presidente del Senado, aseguró que lo vivido entre ayer y hoy en Pedro Juan Caballero “es algo tenebroso” y que en su ciudad operan poderosas bandas de narcos en complicidad con la Policía y la Fiscalía.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GJENV6LBDFESDAC5CFJPSSKISA.jpg

“Es algo tenebroso. Hubo disparos toda la noche, armas de grueso calibre. Como que (Rafaat) ejecutó a muchas personas de ese mundo, se tomaron la vendetta. Son grupos mucho más poderosos, son facciones que se han instalado en varias zonas del Amambay: Capitán Bado, Bella Vista”, dijo este jueves Robert Acevedo en conversación con radio ABC Cardinal.

El presidente del Congreso agregó que la Policía “facilita mucho la presencia de estas personas (los narcotraficantes)”. No solo ellos fueron blanco de Acevedo, sino también la Fiscalía. Recordó el caso del atentado fallido contra Rafaat el pasado 7 de marzo y dijo que Daniel Montenegro Menesez -esposo de la fiscala Katia Uemura- no fue investigado por alquilar un depósito a una persona con identidad falsa. En ese depósito fue abandonado el camión blindado con el que se perpetró el atentado fallido. “El marido de una fiscala era el encargado de alquilar una casa en donde se encontró el vehículo blindado”, detalló Acevedo.

“Lo que sabemos este señor (Rafaat) era más independiente y ejecutó a mucha gente. Se tomaron la vendetta (…) Gran parte de la población vive del narcotráfico. Nos estamos convirtiendo en una narcosociedad. Los jóvenes prefieren no estudiar y ser narcos. Y las mujeres piensan así, hay chicas que como en las películas mexicanas y colombianas… Eso ocurre en Pedro Juan”, concluyó.

El narcotraficante más poderoso del Paraguay, Jorge Rafaat Toumani, de 56 años, fue acribillado con fusiles antiaéreos ayer en Pedro Juan Caballero, al ser emboscado por un centenar de sicarios cuando manejaba su camioneta blindada. La muerte del capomafioso desató una balacera sin precedentes entre facciones criminales, que duró cuatro horas más. El atentado es atribuido al narco preso Jarvis Chimenes Pavão, en sociedad con la temible organización brasileña Primer Comando Capital (PCC). Siete de los atacantes fueron capturados, algunos de ellos heridos, aunque también hubo un policía y varios civiles baleados.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD