Buscaban a robacoches, dicen policías que balearon bus escolar

Los agentes policiales que balearon “por error” un transporte escolar se encontraban buscando un vehículo robado con las mismas características, afirmaron ayer tras el suceso. El Crio. Walter Vázquez señaló que los uniformados ya están aprehendidos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LLUN7WOCIJANTEYW6MJSUXZYVM.jpg

El comandante de la Policía Nacional, Crio. Walter Vázquez, relató que los dos uniformados que balearon el transporte escolar ayer dijeron que se encontraban realizando un procedimiento en torno a un vehículo robado anteanoche y cuya venta iba a ser negociada en horas de la tarde. Supuestamente, querían sorprender al vendedor del automóvil y uno de los delincuentes subió a una Toyota Noah.

“Se da una persecución de por medio y, en ese cruce de vehículos, (el auto con el supuesto ladrón) se perdió de vista de ellos. Al ver nuevamente una Toyota Noah, era otro vehículo de similares características (el transporte escolar), le hacen la señal de pare, la señora (conductora) se asustó, hay una persecución de por medio y ahí él (policía) disparó. Dicen que le apuntaron a la rueda, pero las balas llegaron a las niñas”, detalló en contacto con ABC Cardinal.

PUBLICIDAD

Ambos policías aseguraron que pidieron al rodado que pare, pero la conductora ignoró las advertencias. El comandante señaló que, aparentemente, hubo un error de procedimiento, pero eso será dilucidado por Asuntos Internos de la Policía Nacional y el Ministerio Público. Reiteró que los dos uniformados involucrados ya se encuentran aprehendidos. 

El oficial inspector Néstor Gerardo Vázquez Guerrero (33) y el suboficial 2° Jorge Manuel Cañiza (27) guardan reclusión en la comisaría 48ª Central de Caacupemí. “No se va a apañar, se va a investigar todo (...) La Justicia va a determinar el grado de criminalidad”, advirtió Vázquez.

Ayer por la tarde, los uniformados realizaron disparos contra un transporte escolar en Areguá. A raíz de ello, dos niñas de 8 y 11 años resultaron heridas. La más pequeña fue impactada por proyectiles en ambas piernas y en un antebrazo, mientras que la otra sufrió un refilón en un codo. Afortunadamente, ambas se encuentran fuera de peligro.

El comandante de la Policía garantizó que desde ayer están a disposición de los familiares de las afectadas para brindar cualquier tipo de asistencia económica que sea necesaria. “Personalmente estuve en el lugar hasta que (la más pequeña) salió de la sala de operaciones”, afirmó en contacto con ABC Cardinal. 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD