Buscan a supuestos asesinos

CIUDAD DEL ESTE. Agentes de Homicidios y Delitos Económicos, junto con la fiscala Natalia Montanía, buscan a dos hombres como los supuestos autores del asesinato a puñaladas del concejal suplente de Presidente Franco, Rogelio Penayo (ANR).

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/ODKTYNOIJVADPPWUCCNKWLOVWU.jpg

La casa donde vivía la víctima junto con los otros dos hombres fue allanada este sábado, a las 07:30, en la fracción Villarica del barrio San Alfredo. Varias evidencias se requisaron, presumiéndose que allí ocurrió el crimen, que tendría como trasfondo un ajuste de cuentas entre narcotraficantes.

Está sindicado por la Policía como supuesto autor del hecho Romildo Rodríguez Maldonado, paraguayo, soltero, de 35 años, y sería su cómplice Iván Mathías Andrés Giménez Zorrilla, paraguayo, soltero, de 20 años. Ambos se encuentran con paradero desconocido.

El allanamiento en la casa se realizó luego de tres días de vigilancia, habida cuenta de que las personas buscadas ya no aparecían. En la intervención se encontraron documentos de los prófugos y de Rogelio Humberto Penayo, presumiéndose que los tres vivían allí hasta el día del crimen, luego del cual los autores del asesinato tomaron todo lo que pudieron y huyeron tras abandonar el cuerpo.

Los agentes de Homicidios incautaron fundas de almohadas que hacen juego con la colcha con que se envolvió el cuerpo de la víctima para abandonarlo y un cuchillo de cocina con mango de madera y hoja de acero, además de otros objetos. Todo será sometido a peritaje, informaron.

El asesinato de Rogelio Penayo ocurrió el miércoles pasado. Su cuerpo, que presentaba seis puñaladas, fue encontrado al día siguiente envuelto en una manta, en la valijera de un automóvil abandonado por dos o tres hombres esa misma noche, en una calle del kilómetro 9 Monday de Presidente Franco. El hombre, de 41 años, era concejal suplente 1 de Presidente Franco y había sido parte del gabinete de la Municipalidad de esa ciudad durante la administración de los intendentes colorados Alcides Fernández y Abraham Alegre, entre 2011 y 2015. También había tenido procesos, aunque no condenas, por estafa y violación de la Ley 1.340.

Según policías de Homicidios, la casa que habitaba Penayo pertenecía a Rubén Darío Jacquet Benítez, sindicado como capo narcotraficante integrante del grupo liderado por Tomás Rojas Cañete o “Toma´i” (quien actualmente se encuentra en la cárcel, cumpliendo condena). Jacquet fue raptado y asesinado a balazos en setiembre de 2013. A partir de esta información, para los investigadores del crimen de Penayo, cobraría fuerza la hipótesis de que este asesinato también tendría como trasfondo un ajuste de cuentas entre narcotraficantes.