Cae paraguayo buscado por brutal asesinato

Un paraguayo buscado por un brutal asesinato de un argentino fue capturado este jueves en Minga Guazú, departamento de Alto Paraná. La víctima había sido apuñalada, arrastrada con su camioneta y luego arrollada dos veces. El homicidio ocurrió en Formosa.

El compatriota arrestado es Aníbal Brisuela Núñez, de 29 años, quien cayó en una operación de policías de la oficina regional departamento de Interpol, a cargo del comisario Luis Benítez, bajo supervisión del titular de la oficina central de Asunción, comisario principal Luis Arias. El sospechoso fue detenido luego de varios días de vigilancia, en el momento en que regresaba a su casa después de pescar.

Aníbal Brisuela Núñez era buscado desde la noche del 31 de agosto pasado, cuando junto con un secretario mataron a un comerciante argentino, identificado como Marcelo Ramón Villalba, de 42 años, en un sonado hecho ocurrido en la ciudad de Formosa, capital de la provincia del mismo nombre.

Varios medios de prensa de Argentina, como Noticias Formosa, publicaron varios detalles del espeluznante caso. Consignaron, por ejemplo, que Villalba fue interceptado cuando manejaba su camioneta Toyota Hilux.

PUBLICIDAD

Luego de ser apuñalado, el argentino fue atado y arrastrado con su propio vehículo, hasta que la soga se soltó. Entonces, los atacantes le pasaron por encima dos veces a la víctima, siempre con la misma camioneta, que después quedó abandonada tras protagonizar un accidente con otro vehículo.

El paraguayo detenido hoy contó a los policías que trabajaba en la ciudad paraguaya de Alberdi en el rubro de venta de celulares y que usualmente también hacía cruzar importantes lotes de teléfonos hacia el municipio argentino de Formosa, donde justamente trabajaba en sociedad con el argentino Villalba.

Sin embargo, en una de las tantas veces que cruzó el río Paraguay con un cargamento de celulares, el compatriota fue sorprendido por policías argentinos que le sacaron toda la mercadería. Esa vez, Aníbal Brisuela Núñez no supo quién lo había delatado.

Un tiempo después, el compatriota reanudó los viajes al lado argentino y se percató de que, otra vez, la Policía estaba a punto de sacarle sus productos.

Pero en dicha ocasión, Brisuela Núñez entendió que el que lo andaba delatando ante la Policía era justamente su socio argentino, Marcelo Ramón Villalba, según contó a los agentes de Interpol.

Fue por este motivo que, junto a su secretario, atacaron al formoseño. El otro involucrado en el brutal asesinato ya había sido detenido poco después del hecho, justo antes de cruzar hacia Alberdi, según refirieron los agentes de Interpol.

Ahora, el otro implicado va a ser extraditado al país vecino para ser también procesado. El exhorto fue firmado por el juez de nuestro país, Paublino Escobar Garay.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD