Cambian al subjefe de subcomisaría atacada por el EPP y policías siguen renunciantes

El suboficial inspector Esteban Colmán, subjefe de la subcomisaría 10ª de Capitán Giménez, atacada por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), fue relevado de su cargo este miércoles y quedó a disposición de la Jefatura de Policía de Concepción.

Este cambio se da en momentos que se desata una grave crisis en la zona norte de Paraguay por la inminente renuncia masiva de policías que combaten al grupo criminal, por la supresión de varios beneficios a sus familiares en casos de fallecimiento en actos de servicio.

Un mayoritario grupo de uniformados se organiza para presentar su retiro de la carrera policial en la tarde de este miércoles en la comisaría 3ª de Horqueta, con el patrocinio de la concejala Clara Casco, hermana del suboficial Vicente Casco, quien fue acribillado por los guerrilleros.

Aparentemente, hay una firme decisión de los agentes de presentar renuncia, porque afirman que morir en acto de servicio sería en vano, pues sus familias quedarían desprotegidas por el gobierno.