Cayó Neneco pero los demás siguen prófugos

A casi cinco meses del asesinato de Pablo Medina y Antonia Almada, Vilmar "Neneco" Acosta Marques fue detenido en Brasil, pero los demás integrantes del clan y responsables del crimen siguen prófugos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ABOE3JF4LNH3FCOJT6YFTUSBHE.jpg

Vilmar "Neneco" Acosta Marques, autor intelectual del cobarde crimen de Pablo Medina y Antonia Almada fue detenido este miércoles en Naviraí, distrito de Mato Grosso del Sur, por la Policía Civil de Brasil. Sin embargo, otros siguen prófugos e impunes: Wilson Acosta Marques (hermano de Neneco) y su sobrino Flavio Acosta Riveros, quienes fueron los autores del doble homicidio (moral -el primero- y material -los otros dos-).

Con anterioridad fue detenido Arnaldo Javier Cabrera López, capturado el lunes 8 de diciembre de 2014, durante un operativo en la zona de Ypejhú, quien también era buscado por las autoridades.

Por otro lado, el exjefe de la oficina de Ypejhú de la sección Investigación de Delitos, oficial inspector Francisco Sinecio López Arrúa, quien supuestamente fue el que alertó al exjefe comunal de que su propiedad sería allanada, sigue sin ser procesado por las autoridades.

PUBLICIDAD

Antes de su detención, el exintendente colorado habría sido avistado por pobladores en la zona de Itanará, departamento de Canindeyú, fronteriza con Brasil. Otras versiones también hablaban de que se paseaba campante por caminos vecinales de Canindeyú, sin ser denunciado por temor a represalias.

Pablo Medina retornaba de una cobertura periodística cuando, alrededor de las 14:00 del 16 de octubre, fue emboscado por dos sicarios a la altura de Villa Ygatimí, departamento de Canindeyú. El periodista recibía constantes amenazas debido a sus denuncias sobre el narcotráfico, que operaba de manera campante en la zona.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD