"Caza de brujas" tras crimen

Un grupo de pobladores del Bañado Sur denuncian que, tras el asesinato de una niña y su tía en un supuesto ataque con trasfondo de tráfico de drogas, la policía y la Fiscalía empezaron una serie de detenciones irregulares y sin pruebas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SDMQS3W5BFE23PPWJJIKAIZL4Q.jpg

Johana Minardi, representante de una de las organizaciones de Derechos Humanos que acompañan la denuncia de un grupo de madres de detenidos, explicó que "tras los hechos que son de público conocimiento, empezaron a salir una cantidad de órdenes de captura contra gente que no estuvo en el hecho".

Sostienen que en un momento "se nombró a la barra de Cerro Porteño como los que estuvieron involucrados en el hecho y se empezó a meter a un montón de jóvenes en las mismas bolsas por el simple hecho de ser barras".

PUBLICIDAD

Agregó que en uno de los casos denunciados como irregulares, se apresó a un joven "por tener el mismo nombre que uno de los responsables" y otro de los casos que también destacan es que "uno de ellos tenía reposo médico cuando ocurrió el hecho".

Minardi destacó que lo más preocupante es que a muchos se los agarró a la salida de uno de los colegios y sin pruebas. "Es casi casi porque alguien lanza un nombre y se le apresa, y al ser un caso de homicidio, directamente van a la cárcel", destacó.

Las madres denunciantes son asistidas por la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy). A través del comunicado difundido en redes sociales y whatsapp, denuncian a los fiscales María Irene Álvarez de Monges y Giovanni Griseti como los responsables del "atropello" a la comunidad del bañado.

Esta noche organizan una manifestación a las 20:00 frente a la comisaría 24, en protesta. El pasado miércoles se realizó una gran redada en busca de los supuestos responsables del doble homicidio. 

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD