CDE: Obras estancadas por lluvias

CIUDAD DEL ESTE. Desde hace ya tres semanas que obreros no pueden trabajar en las obras de mejoramiento vial en esta capital departamental como consecuencia de las lluvias.

Hace 20 días, obreros no pueden trabajar en el relleno necesario para alzar las rampas, en las obras de mejoramiento vial que la empresa Tecnoedil realiza a la altura del kilómetro 4 y el kilómetro 5,500 de esta capital departamental. Es a raíz de las lluvias, que no paran y están atrasando las tareas, según el ingeniero de la firma, Juan Pablo Cabral. El profesional explicó que la parte estructural, de hormigón, sobre el puente, se está terminando, pero no podrán habilitar las nuevas calzadas a Fin de Año, como tenían previsto, si no para de llover.

“Hace 20 días que no podemos hacer trabajos en el suelo, hacer el relleno para alzar las rampas que llevan a la ruta internacional. La parte estructural, de hormigón, sobre el puente mismo, avanzan y ya se está terminando la losa, pero no podemos habilitar el puente sin rampas de subida y bajada y para eso necesitamos que pare de llover”, explicó el responsable de las obras, Juan Pablo Cabral.

El ingeniero dijo que tenían previsto que haya lluvias, pero que ahora hace 20 días que no pueden trabajar como consecuencia de las precipitaciones. “Necesitamos diez a quince días de pleno sol, limpios, y entonces podremos terminar las vías y habilitarlas ya, mientras realizamos los trabajos complementarios”, puntualizó.

“Tenemos tiempo hasta mayo para entregar las obras, o sea, en nuestro calendario no hay atraso; pero nos perjudica este paro en el trabajo de suelo porque para nosotros tiene un costo el mantenimiento de los desvíos y para la gente es una incomodidad”, añadió Juan Pablo Cabral.

La empresa Tecnoedil S.A., de Denes Tómboli y Roque Ardissone, fue adjudicada por la Itaipú Binacional para realizar obras de mejoramiento vial en el nudo del kilómetro 4 de la ruta VII y un retorno a desnivel en la misma arteria, a la altura del kilómetro 5,500. El costo total de los trabajos es de Gs. 47.242.229.487, que incluye también un monumento denominado “Cruce de los Tres Ríos”.

En el kilómetro 4, sobre pilares prefabricados se prevé la instalación de viaductos paralelos al ya existente, uno para cada lado, con un ancho de diez metros cada uno, doble carril y pasarelas peatonales. Tendrán una longitud de aproximadamente 120 metros, con rampas de acceso y descenso de unos 140 metros cada una. Igualmente se prevé mejoras en las colectoras, y la readecuación de las líneas de alta, media y baja tensión.

En el kilómetro 5,500, se realiza un paso a desnivel de doble carril, con un ancho de diez metros cada uno y una longitud de alrededor de 36 metros. También se trabaja en pasarelas peatonales. El plan contempla igualmente una readecuación de la línea de baja tensión y de los desagües pluviales.

Las obras comenzaron en junio y en principio los ingenieros habían prometido la habilitación de las avenidas a fines de este año, mientras se trabajaba aún en las obras complementarias. Sin embargo, esto no sería así como consecuencia de las intensas lluvias caídas en los últimos días.