CDE: Piden urgente auditoría

CIUDAD DEL ESTE. Una urgente auditoría de la situación financiera y patrimonial de la administración de la intendenta Sandra McLeod de Zacarías, desde el 2014 hasta el 2016, pidió este miércoles la Junta Municipal a la Contraloría General de la República.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/GE3MOAEHCZESJOYXKQPV3UGEQE.jpg

El pedido obedece presuntas irregularidades cometidas por la jefa comunal en el desempeño de sus funciones, que no remitió informes que los concejales opositores habían solicitado, según señala la misiva remitida al contralor Roy Rodgers Canás. El documento enviado a la Contraloría General de la República explica que el pedido fue resuelto por la Junta Municipal en sesión ordinaria del martes pasado, 9 de agosto, a partir de una minuta presentada por los concejales opositores María Portillo (PLRA), Herminio Corvalán (Tekojoja), Miguel Prieto (Independiente), Celso Miranda (Independiente) y Juan Carlos Barreto (ANR). Ellos son miembros del G7, que es mayoría en la Corporación Legislativa.

El pedido es “en carácter urgente una auditoría de la situación financiera y patrimonial correspondiente a los periodos que abarcan desde el 2014 al 2016 de la Municipalidad de Ciudad del Este”. La solicitud es, acorde la misiva, debido a irregularidades cometidas en el desempeño de sus funciones por la intendenta Sandra McLeod de Zacarías, “quien remitió la rendición de cuentas del ejercicio fiscal 2015 sin las formalidades establecidas en la resolución 677/04 CGR, limitándose a remitir las ejecuciones presupuestarias de ingresos y gastos, el balance general correspondiente al mes de diciembre”.

Los ediles afirman en el documento que la intendenta no les envió el estado de resultado, inventario de bienes de uso, inventario consolidado de bienes patrimoniales, composición de deuda flotante, informe de ejecución del plan anual de contrataciones correspondiente al ejercicio 2015 y conciliaciones bancarias. La nota señala que los concejales pidieron los documentos que avalan los informes de ejecución presupuestaria, según lo establecido en el artículo 2076 de la Ley Orgánica Municipal, párrafo cuarto, pero no obtuvieron respuesta.

“Consideramos que el órgano natural y primario de control es la Junta Municipal, que debería acceder a todas las documentaciones que son generadas en la Municipalidad, pero esto no se cumplió, por lo cual la Junta Municipal rechazó la rendición de cuentas del ejercicio fiscal 2015, lo cual llamativamente el Ejecutivo vetó y no hemos podido mantenernos con el rechazo por la cantidad de votos necesarios”, añade el documento.

La Junta Municipal pide por estas razones la urgente auditoría de la situación financiera y patrimonial de la Municipalidad por parte de la Contraloría General de la República, atendiendo a que es esta institución la que tiene competencia exclusiva de ejercer control sobre la ejecución y liquidación de los presupuestos de los organismos estatales.

Ya la Junta Municipal había decidido, con votos del G7, pedir al Poder Ejecutivo la intervención de la administración de la intendenta Sandra McLeod de Zacarías debido a la serie de denuncias de hechos de corrupción existentes en contra de su gestión, pero el pedido fue rechazado por la Cámara de Diputados, donde los votos colorados la “blindaron”.