En Clínicas celebran la vida de niños tratados de cáncer

SAN LORENZO. La octava “fiesta del arcoiris”, que celebra la vida de niños que vencieron al cáncer, y la entrega del guardapolvo blanco a los estudiantes que llegan a su meta tras seis años de duro entrenamiento, se hizo en el Hospital de Clínicas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VNPIDBBG7BFPXOM3C3R5E72N3A.jpg

Con el slogan “Somos Súper porque juntos lo superamos”, el acto se desarrolló en el auditorio del quinto piso del hospital escuela, organizado por la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción y el Departamento de Hemato-Oncología Pediátrica de Clínicas.

Asistieron al acto el decano de la Facultad de Ciencias Médicas, Prof. Dr. Laurentino Barrios; la jefa del departamento de Hemato–Oncología Pediátrica, Prof. Dra. Angélica Samudio; la directora médica de la Fundación Sanofi Espoir, de Francia, doctora honoris causa de la UNA, Anne Gagnepain Lacheteau. Así mismo, pacientes, familiares, y estudiantes del sexto cursos y sus padres.

La jefa del departamento de Hemato–Oncología Pediátrica, Angélica Samudio, explicó que la entrega simbólica del guardapolvo blanco está asociada a la profesión médica, a la entrega, la dedicación y el amor; y la "fiesta del arcoiris" es en conmemoración de los niños curados de cáncer, sin olvidar a aquellos que no pudieron vencer la dura batalla.

PUBLICIDAD

Destacó como interesante la asociación de ambos acontecimientos, más porque de alguna manera éste año se hizo una previa donde los pacientes y los estudiantes de Medicina pudieron compartir. Detalló que de antemano pudieron vivenciar como es la vida del médico y con una enfermedad que verdaderamente es muy dura y emotiva, que sirve para sensibilizarlos.

“Compartir este acto con ustedes es sin duda un privilegio que me ha dado la vida, y un compromiso a seguir inculcando que hoy más que nunca el acto médico debe realizarse con entrega y pasión. Y que más allá de los retos y las dificultades que se presentan, el ver a nuestros pequeños gigantes, a nuestros campeones curados, lo que nos da el sentido de estar y que todo lo que deberán enfrentar valdrá la pena”, afirmó.

Agradeció la presencia de la Dra. Anne Gagnepain Lacheteau, quien vino de Francia para el acto y  lleva adelante el proyecto “My Child Matters” (Mi niño ante todo), por apoyar y hacer factible que los niños del Paraguay puedan acceder a tratamientos con equidad. Dijo que el apoyo posibilitó que un 80% de los pacientes pudiera vencer esta terrible enfermedad, y agradeció al decano por ayudar a lidiar con el dolor de los niños y familiares de los mismos.

La doctora Anne Gagnepain Lacheteau mencionó que los pequeños tratados en Paraguay tienen prácticamente el mismo tratamiento de sus pares en Francia, en especial en Clínicas. Afirmó con satisfacción que tras 9 años de apoyo al hospital puede decir que como en ningún otro país en desarrollo los resultados son más que satisfactorios, y cree que el ingrediente principal es el recurso humano, solidario y comprometido.

Durante el acto se vivieron momentos muy sensibles, como cuando los futuros médicos junto con los niños pacientes fueron ovacionados por los presentes a su ingreso. 

Un momento bastante emotivo fue durante la proyección de un audiovisual con testimonios de los pequeños pacientes, entre ellos un niño de 9 años con diagnóstico de Sarcoma de Ewing, que sueña con ser médico pediatra para ayudar a los niños. “A veces sueño que estoy curado, que ya me voy al colegio y no vengo más al hospital. Quiero ser doctor para cuidar a los niños para que no les pase nada malo”, mencionó.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD