¿“Museo” o “desarrollo”?

Héctor Cristaldo, de la UGP, defendió el desmonte para “cambio de uso de suelo” del Chaco, pero pidió no tildar a todos de deforestadores. “Siempre que esté dentro del uso racional, ¿por qué no? ¿O vamos a convertir el Chaco en un gran museo?”, expresó.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BK5HWZXQR5DPFHE4UHRTBHMA4E.jpg

"Siempre que esté enmarcado dentro del uso racional de los recursos que garanticen su sostenibilidad, se podría (desarrollar la producción en el Chaco), ¿por qué no? ¿O vamos a convertir en un gran museo nomás el Chaco? El 60% está en el Chaco y tenemos que desarrollarnos hacia ese sector”, consideró Héctor Cristaldo, de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), afirmando que su gremio no deforesta, sino que realiza “cambio de tipo de uso de suelo”, algo que está respaldado por “criterios de sostenibilidad” establecidos en las leyes.

Tenemos que hacer una discusión racional sobre este tema, no todo es blanco y negro, y menos generalizar y declarar asaltante a todo el que sale con plata del banco”, dijo, poniendo como ejemplo que no es lo mismo alguien que pide un préstamo y cumple con los requisitos para obtener un préstamo del banco que quien lo roba a punta de arma.

PUBLICIDAD

Si hay gente que no está cumpliendo con los criterios de sustentabilidad, yo mismo me voy a manifestar, pero no generalicemos con la gente que está trabajando en el marco de la ley”, insistió.

Ahora, si el acuerdo es que el Chaco vamos a dejarlo como museo y no vamos a ir a poblar el Chaco, bueno, no hubiésemos tenido a los menonitas desde el año 1927, trabajando y desarrollando el Chaco y sin ningún grave problema o catástrofe como están planteando. Cada vez están consolidando las cuestiones ambientales. Tampoco es jugar arco libre; tenemos que poner los criterios de sostenibilidad y respetemos”, planteó, abogando por expandir el “desarrollo” hacia la región occidental.

"Puede haber (deforestación); ahora, ¿cuánto? Decir que el 100% de los desmontes corresponden a esa categoría no responde a la realidad y es confundir las cosas y malinformar. Tenemos que diferenciar lo que es la tala indiscriminada, lo que se llama deforestación, que es la tala sin ningún criterio de sostenibilidad ambiental y sin adecuarse a normativas", insistió, apuntando a que no es lo mismo la deforestación indiscriminada que una realizada con "criterios de sostenibilidad" y con permiso de las autoridades. 

Dijo que desde 1973 está vigente la ley que permite el cambio de tipo de uso de suelo y que desconocen cuánta es la superficie deforestada ilegalmente, pero la que ellos realizan realmente ronda las 225.000 hectáreas.

Reconoció que anteriormente había 1.200.000 hectáreas desmontadas ociosas, "porque se desmontó para evitar que se invada, esa es otra cuestión; el estatuto agrario anterior decía que el bosque era improductivo y sujeto a expropiación". Esta normativa estuvo vigente hasta 2002, según mencionó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD