Crisis en Pilar: “En media hora todo se inundó”

Las intensas lluvias recrudecieron la crisis en Pilar, la localidad más golpeada por las crecidas y donde se reportan entre 9.000 y 10.000 familias afectadas. En algunos casos, los damnificados tuvieron apenas minutos para huir de las aguas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HIOLX3AVA5DOZMJ2H5I5B3QJHQ.jpg

ABC TV realizó esta mañana un recorrido por Pilar, ciudad bajo agua en un 90%, según lo describía ayer por el propio intendente Alfredo Stete. En las últimas 24 horas, el río Paraguay avanzó aún más y trepó de 8,06 metros a los 08,21 metros, según el reporte de la Dirección de Meteorología e Hidrología actualizado a la fecha.

Con 15 centímetros de agua más, el panorama en la capital de Ñeembucú no resulta nada alentador. Suman las familias que deben ser evacuadas de sus casas y reubicadas en refugios provisorios instalados en escuelas y otras instituciones públicas.

PUBLICIDAD

Lilian Mabel Molinas y su hijo constituyen una de las familias que encontraron un techo donde guarecerse y pasar la última noche, en el Centro Regional de Educación Mariscal Solano López. Visiblemente quebrantada por la situación que debe pasar, comentó que debió salir de su casa, en el barrio Ytororó, en la mañana de ayer, luego de que su vivienda fuera alcanzada por la crecida del cauce hídrico.

Comentó que las intensas precipitaciones se desataron en la mañana, alrededor de las 07:00, y en pocos minutos el agua llegó hasta su casa, por lo que no tuvo mucho tiempo para rescatar sus pertenencias. “Ayer a las 07:00 empezó todo y en media hora ya todo se inundó; ya no nos dio tiempo de nada. Todos los vecinos nos vimos afectados”, relató.

La mujer y su hijo debieron pasar su primera noche lejos de casa y dormir en la institución educativa, donde utilizaron pupitres como camas improvisadas, ya que ni siquiera alcanzaron a rescatar algún colchón. “Todas mis cosas se destruyeron; mi colchón, mi moto, todo bajo agua... No tengo dónde dormir, me quedé sin nada; tuvimos que dormir sobre la mesa”, lamentó.

En todo Ñeembucú hay otras 18.000 familias en similar de aislamiento. El departamento ya fue declarado en emergencia y los pobladores urgen víveres y frazadas.

La Secretaría de Emergencia Nacional, conjuntamente con otras instituciones, como la Policía Nacional, ya se encuentran en el sitio para entregar ayuda a los damnificados en Pilar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD