Ciudadanía logra el desafuero de Bogado

Finalmente, gracias a la presión ciudadana, en un segundo intento el Senado resolvió hoy desaforar al senador colorado Víctor Bogado. De esta manera, se retomará la investigación sobre el caso “niñera de oro”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HAH22324WZHRLO5CQADGGUFTWI.jpg

El pedido fue hecho por el propio Bogado y se trató como primer orden del día. Por unanimidad se aprobó el desafuero del parlamentario colorado, imputado por cobro indebido de honorarios y estafa.

Bogado fue el primero en intervenir durante el tratamiento de este punto y aprovechó para defenderse. Aseguró: “Estoy en esta situación por ayudar sin mirar clases sociales”. 

Reafirmó que la imputación de la Fiscalía no tiene sustancia y justificó el hecho diciendo que consultó con varios abogados. “Ningún jurista me ha podido determinar qué delito cometí”, refirió.

PUBLICIDAD

El senador por el Encuentro Nacional Eduardo Petta solicitó que la votación sea nominal, lo cual fue finalmente rechazado, por lo que se votó a mano alzada. 

Esta es la segunda vez que la Cámara de Senadores trata el pedido de desafuero, ya que en la sesión del pasado 14 de noviembre, “los 23” votaron para que se mantengan los fueros de Bogado. Muchos de ellos “se arrepintieron” durante los últimos días.

No obstante, el arrepentimiento no llegó a todos, a pesar de que se votó por unanimidad. Uno de ellos fue el senador colorado Enrique Bacchetta, quien en la anterior sesión defendió férreamente a Bogado. Esta vez, dijo que su voto fue político.

Proteger a Bogado fue “la gota que colmó el vaso” de la gente, según reconocieron los propios legisladores. Cansados de la impunidad, los casos de nepotismo y tráfico de influencias, miles de paraguayos salieron a las calles a demostrar su indignación.

Asimismo, muchos locales comerciales, clubes nocturnos, restaurantes y cines se reservaron el derecho de admisión de “los 23”. Inclusive, sanatorios manifestaron su indignación, por lo que fueron luego blanco de ataques desde el Congreso.

También intentaron prohibir marchas en la avenida Costanera, tan solo horas antes de que se realice otra movilización en esa misma vía. La propuesta de resolución fue defendida por los diputados colorados Dany Durand y Óscar Tuma.

Como si fuera poco, el senador Carlos Núñez pidió que se castigue a los oficiales que manifestaron su indignación por Facebook. “Jamás pueden opinar”, expresó al dar a conocer su pedido en el pleno hace algunos días.

Otro que reaccionó ante la presión ciudadana fue el diputado Carlos Portillo. Aparentemente, el legislador trató al pueblo indignado de “tavy” (loco, ignorante) en un mensaje telefónico. Esto fue negado luego por el mismo.

Según la carpeta fiscal, la “niñera de oro” Gabriela Quintana fue nombrada como funcionaria de Diputados y luego obtuvo su contratación en Itaipú mediante una falsa declaración de exclusividad laboral. Es decir, “trabajó” en dos partes y se consumó con ello la doble remuneración.

El 4 de junio de 2013, Bogado solicita a Itaipú una prórroga del comisionamiento de Quintana para continuar prestando servicios en la Cámara de Diputados. Con dicho comisionamiento, el senador logra que la mujer perciba remuneraciones de Diputados y de Itaipú. Es decir, un total de G. 17 millones mensuales.

Este diario publicó el caso hace más de un mes, junto con fotografías que muestran a Bogado con la mujer en un cumpleaños, actividades políticas y otros eventos. Inclusive, Quintana cita en su legajo laboral como referencias personales al senador y a Guadalupe Aveiro (hoy exesposa del legislador).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD