Diputados ‘le cagó’ el zoquete

El concejal Celso "Kelembu" Miranda, que ni él entiende qué es ahora, reconoció que buscó el "zoquete" de la Intendencia de Ciudad del Este y que la Cámara de Diputados "le cagó" al convocar a nuevas elecciones. Tiene dudas que oposición gane la elección.

"Acá es pelea de poderes; Frente Guasu quiere el zoquete, Paraguayo Cubas quiere el zoquete, claro (yo también quise el zoquete), pero yo gané. Gané y Diputados me cagó. Claro que tenemos pretensiones. ¿Quién no va a querer ser intendente de Ciudad del Este?", se sinceró Miranda en conversación con ABC Cardinal.

"Yo soy intendente legítimo", afirmó Miranda, que no obstante no supo explicar su presencia hoy en la Junta Municipal, ya que dijo que si tenía la posibilidad, votaría como concejal para elegir al intendente interino.

En ese sentido afirmó que "Diputados vino y me cagó" con la decisión de destituir a McLeod, razón por la cual ni él mismo entiende cómo queda su situación.

PUBLICIDAD

Afirmó que no plantea presentarse a las elecciones, a menos que tenga respaldo de uno de los partidos grandes, entre los cuales ve como única opción al movimiento Colorado Añetete. 

También dijo que está analizando si se presenta o no mañana a la sesión extraordinaria convocada para elegir al intendente interino, ya que él mismo afirma que ya no tiene los votos necesarios para ser electo. "No sé todavía. Le estoy llamando a mi gente para tomar una decisión, a ver que pasa", indicó.

Insistentemente trató de afirmar que en ningún momento negoció con los Zacarías, sino con "los concejales zacariístas", algo que él considera distinto, pese a que, por ejemplo, en ese grupo se encuentra el propio sobrino y miembro del clan, el concejal Alejandro Zacarías.

"Nosotros ya le tumbamos a los Zacarías. Están liquidados, se van a ir presos, se van a ir a la cárcel, porque no voy a hablar con mis colegas. ¿Me vas a decir que Paraguayo Cubas no habla con los colorados, con Zulma Gómez?", intentó justificar.

Culpó a la prensa por el hecho de que su "negociación" con los concejales zacariístas sea vista como una traición a su causa como opositor y reconoció que ahora ya no tiene los votos siquiera para ser electo intendente interino.

Reconoció que hoy cuando fue a la sesión de la Junta, "yo ya sabía que no tenía los votos porque dos zacariístas que tenía los votos, eso fue coyuntural nomás y se fueron de mi", aunque insiste en apelar a la "legalidad" de su elección en un embrollo jurídico que ni él entiende.

Así como de bastardeado está su futuro inmediato, también lo está su futuro a mediano y largo plazo, ya que reconoce que tampoco tendría grandes chances de pugnar por la intendencia si no es con el respaldo de Colorado Añeteté, pero advierte que el presidente Mario Abdo Benítez ya le dijo que no se iba a meter en ese tema.

"Él (Abdo) me dijo bien: yo no quiero inmiscuirme, ahí tienen que haber elecciones. Cuando hablé con él la última vez el nos recomendó aceptar la renuncia e ir a elecciones", recordó Kelembú ya agregó que supuestamente incluso ahora nadie tiene chances de hacer frente a los Zacarías. 

"No va a ser uno de nosotros los luchadores el intendente, te puedo asegurar eso", consideró sobre las chances en la oposición, sumado a que "acá los Zacarías van a venir con todo el dinero del mundo porque va a ser para ellos como ganar para decir que fue persecución política, que ellos nomás luego eran los mejores".

Dijo que le sería difícil aceptar una propuesta del movimiento Honor Colorado, aunque no lo descartó retúndamente, pero si insistió en que es colorado afiliado hace 22 años y que "con Añeteté no hay problemas. Yo le ayudé mucho a Marito también en su campaña, con él no tengo problema, pero él no quiere nomás inmiscuirse". 

Reconoció que con su acercamiento al zacariísmo bajó su popularidad y que incluso en una encuesta encargada por él, está en un segundo lugar con 19% de intención de votos debajo del concejal Miguel Prieto que está con 31%. 

 

 

 

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD