El significativo regalo del Papa

El intendente de Luque, César Meza, uno de los primeros en saludar al papa Francisco este viernes, relató que el momento que vivió fue uno de los más emocionantes de su vida y que del Sumo Pontífice recibió un muy valioso regalo: una cruz papal.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/GNZSFVXHZZBTVJKU4BA5RVMN6U.jpg

El jefe comunal de la ciudad de Luqe, César Meza Bría (PLRA), fue uno de los primeros en saludar al Papa Francisco a su llegada a Paraguay y expresó que vivió uno de los momentos más emocionantes de su vida y que recibió del Sumo Pontífice una cruz papal con el símbolo del Vaticano, un regalo muy significativo.

El intendente, igualmente, recordó la emotiva conversación que mantuvieron con el Papa Francisco por varios segundos con uno de los niños del coro luqueño. "El niño, como se vio seguramente en la televisión, le habló muy correctamente al papa Francisco y él también respondió amablemente", indicó. “Santo Padre, podría acercarse después a saludar a todos mis compañeros del coro”, le dijo el niño al papa Francisco, y este último le contestó: “Claro que voy a ir, cómo no”, según el intendente.

César Meza Bría contó también que ni bien terminó el acto en el aeropuerto, el papa Francisco le pidió al presidente Horacio Cartes que lo esperara por unos instantes, justamente mientras saludaba a los niños del coro, con lo que el Santo Padre una vez más salió del protocolo y cumplió con la petición de los niños, quienes se abalanzaron sobre él y desataron otro de los momentos más representativos de la visita.

El intendente de Luque, posteriormente, recordó su momento con el papa Francisco. “Me acerqué a él y le di la bienvenida al país y le conté que estaba en Luque. Me dio las gracias y le entregué un rosario de filigrana de plata, que le gustó mucho”, manifestó. Por último, el político liberal explicó que, en una decisión avalada por la comisión organizadora, le entregó al papa Francisco el mencionado obsequio en vez la Llave de la Ciudad, por el simbolismo que representa el rosario de filigrana.

Por último, el intendente confesó que, así como varias otras autoridades, no pudo evitar derramar algunas lágrimas, por la emoción de vivir uno de los momentos más representativos en la historia del Paraguay.