Marcharon contra el abuso infantil en CDE

CIUDAD DEL ESTE. Miembros de hogares transitorios, alumnos y docentes de un colegio privado, marcharon este jueves contra el abuso de niños, particularmente el sexual.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/22QT2ZVSCRCR7AOPSKUQVDKW5Y.jpg

Los organizadores dijeron que entre el 50 y el 60% de los pequeños que viven en los albergues fueron víctimas de abusos sexuales y exigieron penas más duras para los autores. Clamaron justicia en el caso de una niña de 5 años que fue violada por su papá, del cual había sido alejado años antes, pero con el que había vuelto a vivir por orden judicial.

La marcha comenzó frente al colegio privado Del Sol, en barrio Boquerón. Allí, los alumnos y docentes de la institución se encontraron con niños, tutores y directivos de hogares transitorios y con integrantes de la organización “Con los Niños No”. Todos juntos, con globos blancos a gas, caminaron por el Lago de la República hasta el anfiteatro, donde realizaron una pequeña concentración y luego soltaron los globos, pidiendo que se conviertan en una oración por los niños que no tienen voz y para que se fortalezca la lucha contra el abuso infantil.

Marisol Montiel, de la organización “Por los Niños No”, contó que todos los días se presentan en la Fiscalía tres denuncias por abuso sexual, pero que las penas a los autores llegan solamente a unos 8 años de cárcel, cuando en casos de hurtos y robos hay condenas más altas. Ella pidió que las sanciones a quienes abusan de los niños, sean más altas.

Cristina Brítez, del hogar Las Tías, contó que el 60% de los niños y niñas que llegan al albergue transitorio, fueron víctimas de abuso sexual y pidió a las instituciones del Estado que antes de devolver a los niños víctimas de abusos y maltratos a sus familias, se constate que esas familias están rehabilitadas, en condiciones de volver a recibirlos.

Específicamente, Brítez relató que en el hogar habían recibido, hacía dos años atrás, a dos tres hermanos, uno de 11 años, una nena de 1 año y medio y un bebé de 9 meses con desnutrición severa y quien pesaba apenas dos kilos. Luego de haberse recuperado los niños en Las Tías, donde recibieron alimentación, atención médica y fueron escolarizados, hace dos años la jueza de la Niñez Delci Cardozo dispuso que los hermanos retornen a vivir con sus padres. Sin embargo, el 01 de abril, el papá abusó sexualmente de la niña, de sólo 5 años de edad. El hecho fue denunciado y el autor del hecho está detenido, imputado por la fiscala Denise Duarte.

“En este caso, los dos niños más chiquitos volvieron al hogar y el mayor, que ahora tiene 13 años y es quien denunció tanto la desnutrición como el abuso sexual, está viviendo con un familiar. Y esto pudo haberse evitado si las instituciones del Estado verificaban mejor en qué situación estaban los padres. Necesitamos que, mientras los niños van a los hogares cuando son víctimas de abusos, los familiares también reciban asistencia para poder mejorar en sus condiciones de vida y su conducta. De lo contrario, nada cambia y los niños pueden volver a ser víctimas de abuso, con en este caso”, indicó la directora de Las Tías.

María Elena Trinidad, del hogar Santa Elena, señaló que actualmente albergan a 40 niños y niñas y que de ese total, la mitad han sido víctimas de abusos sexuales y que los demás fueron sometidos a maltratos y otro tipo de abusos. Se trata de pequeños de 7 años en adelante. En Las Tías, entretanto, hay desde bebés hasta adolescentes de 17 años.