En Diputados no se debate

En la Cámara de Diputados ni siquiera se tocaron los temas que estaban dentro del orden del día debido a que los colorados, todos oficialistas, dejaron sin quórum la sesión para no debatir los problemas de la zona norte del país.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LAEAPG47JFERHFNF7ND6NOEANQ.jpg

La sesión ordinaria de la Cámara de Diputados de este jueves duró poco más de una hora. Es que en principio debía haber arrancado a las 08:00, pero mientras se esperaba que los legisladores cumplieran con sus recorridos antes de presentarse en la sala de sesiones, finalmente terminó iniciándose minutos después de las 09:00.

El primer tema tratado fue la renuncia presentada por Óscar Rubén Velázquez Gadea al cargo de contralor. La cuestión fue debatida por alrededor de 15 minutos para finalmente ser aceptada de manera unánime y remitida al Senado, a fin de que la Cámara Alta pueda finiquitar la cuestión ya este jueves. Posteriormente, se abrió la sesión con los temas sobre tablas, es decir aquellos que son propuestos por los legisladores y que no estaban incluidos dentro de la orden del día.

Durante este lapso, el diputado Tadeo Rojas presentó un informe sobre su participación en el segundo Foro Interamericano de Poderes Legislativos; su correligionario Dany Durand se ratificó sobre un informe que había presentado la semana pasada sobre baches; el liberal Víctor Ríos cuestionó un artículo periodístico; Ramón Duarte adelantó que pediría un informe al Senave sobre ataques de hormigas en el campo.

La diputada de Avanza País Karina Rodríguez denunció ante el pleno la utilización de fondos de la Municipalidad de Asunción para campaña proselitista solapada de Arnaldo Samaniego, quien presentó su renuncia al cargo de intendente de la capital esta semana para pensar en la reelección. La legisladora de izquierda presentó una serie de imágenes con la que demostró que la Comuna utiliza el mismo estilo estético que Samaniego en su campaña por el 'rekutú'.

El diputado Sergio Rojas denunció que la realización de concursos de oposición supuestamente no son más que una forma solapada de seguir incluyendo en la función pública a leales a quienes ocupan los cargos de poder. Citó, como ejemplo, el hecho de que desde 2013 el Instituto Paraguayo de Artesanía (IPA) contrató 44 funcionarios, todos ellos colorados. “Los concursos que se están llevados adelante están direccionados, manipulados”, cuestionó el legislador.

La cuestión iba bien hasta que la diputada independiente Olga Ferreira de López mocionó debate libre sobre los problemas que aquejan a la zona norte del país, particularmente a aquellos departamentos flagelados por la presencia de los grupos criminales EPP y ACA, a los que se les suma además ahora otro: los “Justicieros de la frontera”. Clemente Barrios, líder de la bancada colorada, salió enseguida al paso de las declaraciones de su colega para oponerse a la moción y solicitar que el debate sea postergado una semana, luego del informe de los miembros de la Comisión de Defensa que visitarán la zona.

Ante esta situación, Ferreira pidió que no se niegue la posibilidad de debatir como habitualmente hacen los colorados oficialistas que cuentan con mayoría simple en la Cámara Baja. El liberal Amado Florentín, quien presidía la sesión ante la ausencia de Hugo Velázquez, sometió la cuestión a votación.

En principio, la votación dio como ganadora la moción de Ferreira; sin embargo, Barrios pidió una revisión y en ese momento los oficialistas se levantaron y se retiraron de la sala de sesiones, quedando la Cámara sin quórum para seguir. La opositora felicitó a quienes permanecieron en el lugar, pues consideró que “este es un lugar de debate” y señaló que los colorados se retiraron para evitar que se criticara la inoperancia del ministro del Interior, Francisco de Vargas, a quien -dijo Ferreira- la situación le superó.

La sesión fue levantada sin que se llegara siquiera a los temas del día, entre los que figuraban las modificaciones a la ley de Informconf, un proyecto de ley sobre prevención de riesgos laborales y la adopción del proyecto “Parlamento Abierto” de Tedic como herramienta oficial. Entre otros temas también figuraban la expropiación de inmuebles de Aldeas S.O.S., la modificación de ley de adopciones, la autorización al Fondo Ganadero para la emisión de bonos y un proyecto de ley sobre normas de transparencia y protección a usuarios en la utilización de tarjetas de débito y crédito.

No es la primera vez que los opositores hablan de censura por parte de los oficialistas que normalmente utilizan la fuerza de ser mayoría para evitar discutir temas espinosos que podrían valer críticas para el gobierno de Horacio Cartes. Cabe recordar además que los diputados reciben una remuneración mensual nada despreciable de G. 37.076.740 para sesionar una vez por semana y en esta oportunidad lo hicieron por apenas una hora.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD