Endurecen controles antilavado en bancos

En Aduanas y bancos se endurecen los controles sobre las transferencias de remesas al exterior, en el caso de pagos por la importación de mercaderías. Es a pedido de la Seprelad y a fin de combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/DBYXJ2TK4NEHVD3I6HOJAB2VMQ.jpg

La ministra de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), María Epifanía González, dispuso una serie de controles en la Dirección Nacional de Aduanas y las entidades del sistema financiero. Es para comparar que los montos de dinero enviado al exterior correspondan con el valor de las mercaderías o maquinarias que ingresan al país.

Esto se establece en la resolución N°59/2019, firmado el 6 de marzo último. Es solo para el caso de los importadores, dejando fuera el pago de servicios.

El martes pasado, el director de Aduanas, Julio Fernández Frutos, puso en marcha las nuevas diligencias, que consisten en que el importador haga una predeclaración de la compra de mercaderías, detallando el monto a transferir a su proveedor y el precio total. Se registra una orden de pago y una vez cumplido este trámite recién el banco local estará autorizado a hacer la transferencia a otra entidad bancaria del exterior, explicó el jefe de Departamento Funcional del Sistema de Ordenamiento Fiscal del Impuesto en Aduanas (Sofía), Humberto López.

PUBLICIDAD

Una vez que las mercaderías se despachan, el importador debe presentar la declaración de la importación. Si no lo hace, Aduanas está obligada a comunicar a la Seprelad. Igualmente, toda la información estará disponible para la Seprelad y para otras instituciones públicas como la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), aclaró.

Humberto López indicó que estas medidas de control buscan la trazabilidad de las mercaderías y las remesas. “Los datos se van a cruzar y se van a comparar y Seprelad puede pedir a los importadores que justifiquen si existen diferencias”.

El técnico del Sistema Sofía ejemplificó que puede darse que un importador haya enviado US$ 100.000 a un supuesto proveedor, pero el despacho es solo por US$ 30.000. El nuevo sistema de control busca detectar estos casos y en dicho ejemplo hay una diferencia de US$ 70.000 que se tiene que explicar ante las sospechas de lavado de dinero y otros delitos financieros, detalló López.

La Dirección Nacional de Aduanas, en su portal web, puso a disposición del público las resoluciones que fundamentan los nuevos controles, el formulario para presentar las predeclaraciones, como instructivos y guías a fin de ilustrar a los importadores.

También presentaron un video tutorial que publicamos a continuación:

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD