EPP: “Es una realidad que tenemos que asumir”

El presidente Mario Abdo Benítez se limitó a asegurar que van a “seguir trabajando” en torno a la lucha en contra del EPP, al ser consultado sobre el asesinato de un brasileño en el Norte. “Esta es una realidad que tenemos que asumir”, agregó.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PATTCNE5QFBYTGMNVIEWUHBA2I.jpg

“Y nada. Nosotros no nos pusimos metas de 100 días; vamos a seguir trabajando. Esta es una realidad que tenemos que asumir, lo asumimos como parte de un compromiso que hemos hecho en campaña”, respondió brevemente el presidente Mario Abdo Benítez cuando fue consultado sobre su postura en cuanto a lo ocurrido el lunes en Santa Rosa del Aguaray, San Pedro, cuando miembros del autodenominado EPP asesinaron a un brasileño.

A continuación, desvió el tema hablando de los “logros” de su gobierno y destacó las licitaciones que fueron anunciadas ayer por el MOPC, para la construcción de más de 800 kilómetros de asfaltado en varios puntos del país.

PUBLICIDAD

El cuerpo del brasileño Valdir de Campos fue encontrado alrededor de la medianoche del lunes en el retiro Tres Marías de la estancia “El Ciervo”, ubicada en Santa Rosa del Aguaray, San Pedro.  

El ataque se inició el lunes a las 08:00, cuando siete miembros del EPP sorprendieron a seis hombres que trabajaban en la extracción de madera en el predio de la estancia. De acuerdo al relato de las víctimas, los delincuentes los mantuvieron retenidos durante toda la mañana y al mediodía incluso los obligaron a que les prepararan el almuerzo.

Aproximadamente a las 15:00, llegó al campamento Valdir de Campos (54), quien también fue tomado de rehén. Después de las 18:00 liberaron a los seis primeros rehenes, a quienes entregaron panfletos y advertencias.

PUBLICIDAD

Mientras huían, escucharon los disparos que aparentemente fueron los que mataron al brasileño. Uno de los líderes de los atacantes preguntaba en todo momento por el patrón del grupo, refiriéndose al brasileño Celso de Campos, a quien aparentemente los epepistas pretendían secuestrar.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD